Juan Pablo Russo
15/08/2011 16:58

Luego de ser premiada en Festival de San Sebastián, esta semana se estrena en Argentina Cerro Bayo, segunda película de Victoria Galardi (Amorosa Soledad, 2009) que cuenta con la actuación de la actriz mexicana nominada al Oscar por Babel (2006) Adriana Barraza. “Siempre es más divertido el fracaso que el éxito”, dice la realizadora en una entrevista exclusiva con EscribiendoCine.

Cerro Bayo

(2010)
10

¿Por qué elegiste el sur para filmar tu nueva película?
Yo nací en Neuquén y crecí en San Martín de los Andes y Villa La Angostura. Conozco ese mundo. Los personajes son de ahí. Son tan increíbles que tuve que dejar mucho de lado porque parecía que no eran creíbles.

¿Cómo trabajaste el guión para llegar a un resultado final sin fisuras?
Soy guionista y es la parte que más me gusta. Disfruto mucho de la escritura, es como prepararme para una buena comida. Reescribo mucho, estuve un año y medio con el guión. Lo reescribí. Cuando consigo a los actores vuelvo a reescribir. Y después me agarró mucho del guión a la hora de filmar.

¿Sos de las que filman con guión de hierro?
Ensayo bastante. Todos los personajes ensayan antes, no es que se conocen en el set. Lo que pasa es que si ahí surge algo o alguna escena no funciona, la reescribo. Una vez que lo reescribo hago que los actores se agarren a eso. Creo que las improvisaciones pueden ser buenísimas para cierto tipo de películas, pero cuando tenés un guión en el que todo encaja no son necesarias.

¿La casi ausencia de música estuvo desde el inicio del proyecto?
No encontraba dónde ponerla. Los dos temas que se escuchan estaban desde el principio. El del final lo escuché durante todo el rodaje y quería terminar la película con esa música. El otro lo utilicé en la cámara lenta. No quería utilizar música en un momento oscuro sino que fuera en algo más luminoso como el encuentro. En un momento iba a llamar un músico para que hiciera la música incidental, pero cuando la estaba montando sentí que tenía una densidad que no necesitaba música porque la iba a ablandar.

Todo lo que sucede en la película es como muy trágico pero los personajes lo llevan a la comedia. ¿Cómo lograste esto?
Uno en la vida tiene esas reacciones para sobrevivir. Es difícil quedarte con un solo color. Creo que cuando uno hace un gran dramón se está perdiendo lo gracioso que pasa por detrás. Cuando pasa algo muy dramático siempre sucede algo muy gracioso. Siempre es más divertido el fracaso que el éxito.

¿La idea de coralidad para contar la historia estuvo desde la génesis o se dio a medida que avanzaba el conflicto?
No, ni siquiera me la planteé coral. La planteé desde una familia, no donde cada uno tuviera su historia independiente de las otras. No me gustaba ese tipo de historia, me gustaba que todo se uniera. Quería hablar de la familia, me parece que el núcleo familiar es siempre un conflicto interesante a tratar, aun te llevés bien o no. En la familia siempre hay cosas jugosas para usar en una película.

Al ser amiga de Inés Efron y Nahuel Pérez Biscayart, ¿tomás cosas de ellos a la hora de escribir sus personajes?
Nahuel es un gran actor y puede hacer cualquier cosa. De hecho este personaje es muy diferente a todo lo que hizo. En el caso de Inés hay algo de su inocencia y su modo de hablar que me divierte. Soy la única que la llama para hacer comedia, otros directores la llaman más para papeles dramáticos. Para mí es muy graciosa. No es fácil conectar con los actores y los tonos con los que querés trabajar y creo que con ella es muy fácil. Le pido algo y enseguida lo capta.

¿Cómo se suma Adriana Barraza al proyecto?
Leí una nota en un diario que Adriana estaba en Argentina y que iba y venía. Era una actriz que me encantaba y no había una actriz argentina que me diera para ese personaje. Le mandé el guión, lo leyó y a los tres días me mandó un mail diciendo que le encantaba el personaje y que lo quería hacer.

¿Tenía acento argentino o lo trabajo para la película?
Tuvo un coach con el que lo trabajó. Además le sale como a una señora del interior. Es una actriz que tiene mucha técnica. Tomó clases por Skype porque no llegaba.

¿Cómo te llevás con las críticas?
Leo todo salvo algunas cosas estúpidas que escriben algunos blogs. Tampoco leo los comentarios que les hacen a las críticas en los sitios de internet, creo que es gente con mucho tiempo libre y mucha maldad que escriben cosas agresivas y con mala leche. Leo las críticas, pero si te enganchás con los comentarios podés estar toda la vida. Uno tiene que focalizar en el trabajo y no en lo que dicen.

¿Estás trabajando en algo nuevo?
Empecé a escribir algo pero no puedo decir que sea un proyecto. Veremos cómo sigue.

Comentarios