Juan Pablo Russo
09/06/2011 12:00

La joven directora estrenó en malba.cine Lo que más quiero (2010), film que participó de la Competencia internacional del XII Bafici, en el que también fue premiado. “Surgió por la necesidad de hacer una película que hable de temas que me interesan”, le confiesa a EscribiendoCine.

Lo que más quiero

(2010)
6.0

¿Cómo surge el proyecto?
Surge a partir de innumerables situaciones y experiencias vividas que me llevaron a donde estuve cuando empecé a escribir el guión. Surge por la necesidad de hacer una película que hable de temas que me interesan de una manera particular, tanto en su realización como en su contenido. De afrontar el desafío de escribir un guión que me vincula a lo personal y hacerlo con una producción reducida y de bajo presupuesto.

¿Por qué elegiste el sur como locación?
Yo estaba viviendo en Bariloche cuando empecé a escribir el guión. El escenario de la historia era un campo, la experiencia de estar viviendo allá se empezó a filtrar en la historia y devino en un aserradero. La madera es un elemento muy presente en el sur. Prácticamente todo está hecho con madera, y ni hablar de los bosques, con sus milenarios árboles. Me parecía que la inmensidad de las montañas intensifica el silencio, la soledad, uno se siente muy pequeño frente al paisaje. En el sur todo es imponente y hermoso. Y todo esto ayudaba a transmitir el estado que yo buscaba.

Teniendo en cuenta que en el film preponderan los planos generales y secuencia, ¿Cómo se dio el proceso con los actores y en qué medida imprimieron su impronta en el resultado final?
Ellos fueron los verdaderos creadores de los personajes. Al no haber diálogos guionados, las escenas estaban escritas en prosa, describiendo en detalle la escena, el tono que quería, cierta información que había que decir para ayudar a la historia. En resumen, su contenido. La forma se la dieron ellos. Le pusieron palabras a los personajes, filtrando algunas pequeñas cosas de sus vidas personales. Tuvimos algunos encuentros cuando yo estaba en Buenos Aires. Después me tuve que ir a hacer la pre producción y ellas se juntaron algunas veces más. Una vez que tuvieron en claro el personaje, les di un guión diferente a cada uno para que no compartieran la misma información.

¿Cuánto tienen los personajes de autobiográfico?
Tienen un poco y al mismo tiempo no tienen nada. La historia es totalmente ficticia, los personajes se basan en ciertas experiencias que observé de la gente y que viví yo también. Pero no lo considero autobiográfico.

¿Qué implicó para la película haber sido premiada en el BAFICI?
Significó más de lo que yo imaginé. Gracias al reconocimiento, la película fue invitada a otros varios festivales y permitieron que un público de muy diferentes lugares tuviera acceso a ver la película; el premio que ganamos (que son muchas latas de 16mm y un transfer) me permitió pensar en mi próxima película y fue realmente un gran incentivo para seguir adelante. También se generó que se hablara de la película, que se publicaran críticas.

¿Cómo se hace cine independiente en Argentina?
Creo que cada uno se las arregla como puede. Pero sobre todo se hace con la ayuda de mucha gente que se va sumando al proyecto, teniendo fe en lo que uno está haciendo.

¿Hay nuevos proyectos en lo que a cine se refiere?
Sí. El año que viene probablemente.

Comentarios