Ezequiel Boetti
09/04/2011 14:56

Moacir

(2011)
6.0

¿Qué nos podés comentar de tu película?
Moacir es una película muy especial, con muchas aristas: humor, mucha música, locura, aventura, dolor, etc. Porque así es su protagonista, Moacir, un personaje sumamente rico en sus facetas. Eso enriquece mucho a la película. Su historia es muy fuerte: lo conocí para mi documental anterior, Fortalezas, cuando estaba en el Borda. Ahora está fuera, desmanicomializado, luchando por reconstruir su vida a sus 65 años fuera de ese infierno. Y le va bastante bien. La película sigue la aventura de la grabación de un disco musical junto a Sergio Pángaro con temas propios que Moacir registró en la Argentina cuando vino en 1984. Estuvieron perdidas hasta que fueron rescatados para esta película.

¿Qué implica para la película participar en el BAFICI?
Es un excelente trampolín. El volumen del salto o de la caída es insospechable en este momento, pero por mi experiencia anterior con Ricardo Becher, recta Final, el Bafici les agrega un plus de status que les hace muy bien al futuro y recorrido de las películas

¿Cómo vislumbrás el futuro de la película a raíz de la participación en el festival?
Prefiero no tener expectativas y que lo que suceda me sorprenda. De todas formas, deseo que pueda tener una amplia exhibición. En este sentido, en comparación con mis películas anteriores, lo veo más posible ya que es una película muy contagiosa en su energía vital

¿Cómo te definirías como director?
No tengo respuestas que no sean patológicas: obsesivo, dramático, hichapelotas. Dejo los halagos a terceros. Como también soy el productor siento que aún pude desarrollar mi parte de director en su potencia porque las cuestiones de producción restan muchos recursos. Así que lanzo una convocatoria a quien esté dispuesto a producirme y soportarme

¿Qué te imaginás que puede llegar a pasar con la película el día de finalización del festival?
No tengo ni idea, lo que sí puedo imaginar es un merecido descanso para mi cuerpo.

Comentarios