Hernán Panessi
07/04/2010 13:17

En el marco del duodécimo BAFICI se proyectará la última gran película de animación nacional: El Sol (2010). Con motivo de su presencia en el festival porteño, charlamos con su realizador Ayar Blasco, otrora director artístico, co-guionista y dibujante del film Mercano, el Marciano, quien nos contó acerca de su kilometraje internacional, sus métodos de filmación y, además, otorgó –en pocas líneas- su visión sobre el presente del cine fantástico argentino.

¿Cómo le fue a tu película “El Sol” en el Festival de Rótterdam?
Muy bien, la verdad que muy bien: localidades agotadas en las tres funciones. La primera la hicieron en la sala más grande del “Pathé” (un complejo de cines de allá) y la cantidad de gente haciendo cola. No lo podía creer, pensé que se habían confundido de película. Vamos a ver qué pasa en el BAFICI.

¿Tuvo más vuelo internacional?
Sí, ahora va a ir al festival de Dinamarca, luego al de Polonia y al de Corea.

Particularmente, ¿qué software de animación utilizaron para armar este largometraje? ¿Cuántas horas de trabajo llevó hacerlo?
El largo fue hecho con Adobe Flash. En un principio íbamos a mezclar animación tradicional, 3D, Flash y más, pero luego terminamos haciéndola enteramente en Flash, no había mas presupuesto. La película tardó 4 años en hacerse, pero no porque haya sido un gran esfuerzo, sino porque el equipo de laburo trabajaba cuando se desocupaba de otras cosas más vitales, y además nos tomamos nuestro tiempo.

¿Qué experiencia tenés incorporada de “Mercano, el Marciano” como director de animación? ¿Cómo les fue en su momento?
La verdad a Mercano, el Mariano le fue muy bien, fue una película bastante prolija y formal, y participó en numerosos festivales. Esta película de ahora es enteramente mía, mucho más personal y tal vez por eso un poco más difícil de digerir, también ha sido hecha con un presupuesto mucho más bajo y sin el respaldo de la Universidad del Cine (FUC), pero, como digo, a menos presupuesto, más libertad creativa.

A la hora de mirar cine de animación, ¿cuál es el horizonte de referencia?
La verdad, si debo buscar una referencia, la encuentro más en la historieta que en la animación. El cine de animación es muy interesante, pero yo hago cine de animación porque sé dibujar y porque me gusta el cine. Más que por considerar la animación como un género de mi interés.

¿Qué pensás del cine fantástico nacional? ¿Cuándo va a terminar por consolidarse en Argentina?
El cine fantástico nacional está naciendo, aun no veo que haya llegado a un nivel como el de otras partes del mundo, siento que, contadas excepciones, aun no desarrolla una personalidad propia, pero es cuestión de esperar, tarde o temprano va a surgir una obra que rompa los esquemas. Es cuestión de tiempo.

Por último, ¿en qué vas a estar trabajando en el futuro inmediato?
Quiero hacer comics. En este momento estoy dibujando una serie que más adelante pienso publicar. También estoy dando vueltas a un par de guiones, tengo muchas ganas de empezar cine de ficción, con actores de carne y hueso. Y una vez por semana ensayo con una banda. Además estoy escribiendo un poco, y haciendo cosas para distraerme. Por el momento no quiero volver a encarar un largo de animación, es muy desgastante.

Comentarios