Hernán Panessi
20/10/2009 13:07

La mayoría de las veces lo diferente es mirado con cierta desconfianza y cautela. Pero en el mundo del cine, ese de las formulas repetidas, lo novedoso hace eco en el cosumere tanto como lo hace en el versado. De pronto, hartos de narrativas ancestrales, aparece un tipo como Nicolás Tuozzo y rompe los esquemas establecidos. Horizontal / Vertical es su segundo largometraje con el que pretende patear la esfera de las convenciones y plantear una historia (o muchas) a favor de lo desemejante. Entrevista exclusiva con EscribiendoCine.

Horizontal / Vertical

(2009)

¿Cómo surge la idea de Horizontal/Vertical?
Surgió a raíz de una idea de un cortometraje que escribí hace varios años en donde la camara recorría la fachada de un edificio y contaba pequeñas situaciones que sucedían en los departamentos.

¿Cómo fue manejar a tantos y tan variados actores en una sola obra que, a su vez, son varias?
Para la dirección de actores conté con un gran colaborador y amigo que es Damián Canduci, y además con la ayuda de los propios actores ya que me gusta hacer un trabajo de ida y vuelta, en donde no necesariamente tiene que primar mi idea y concepción del personaje, sino estar abierto al intercambio y recibir protestas que pueden ser mejor que las mías.

¿Por qué esa necesidad o recurso de contar la historia “en tiempo real”?
Creo que las historias reflejan momentos puntuales que viven los personajes, como una violación, el momento de la relación sexual de un discapacitado o una terapia, y no necesitaba recurrir a elipsis y pasos de tiempo para contar las historias (a excepción de un pequeño flashback que tiene la historia de Duilio Marzio) ya que todas muestran el momento exacto donde sucede algo importante para cada personaje.

¿Cuál de todos los microcosmos creados fue el más complicado de filmar? ¿Por qué?
La escena de Mike Amigorena y Romina Yan fue muy compleja ya que es una violación y tratamos de darle la mayor verosimilitud posible. Es una escena muy intensa y de gran exposición de los actores.

¿Qué recuerdos tenés de Próxima Salida (2005) y cuáles son sus consecuencias en esta nueva obra?
Los recuerdos son los mejores, no sólo por ser mi ópera prima, sino porque fue una película que tuvo una gran recepción. Me permitió recorrer el mundo y presentarla en lugares tan remotos como Jordania o estrenarla comercialmente en Japón. La consecuencia más directa es que en algún punto me abrió puertas para hacer la segunda. Por ejemplo, un actor me dijo que le encanto Próxima Salida y le gustaba la idea de trabajar conmigo. En cuanto a las película en si creo que son dos trabajos muy diferentes y sin demasiados puntos en común, salvo el hecho de ser películas corales.

¿Qué sensaciones tenés ante el nuevo estreno comercial de tu último trabajo?
Las sensaciones son las mejores. Fue una película muy compleja de realizar y tuve la suerte de contar con un equipo técnico y artístico de primera que logro un resultado que, a mi entender, es completamente satisfactorio.

¿Cuáles son tus planes para el futuro inmediato?
Tengo varias ideas de guiones dando vuelta pero todavía no decidí cuál será el próximo y también algunos proyectos para producir.

Por último, ¿qué le dirías al espectador que va a pagar su entrada para ver tu película?
Creo que es una película diferente, esto no quiere decir que sea mejor ni peor, pero se va a encontrar con algo no tan común y con una narración no convencional además de unas actuaciones sobresalientes como la de Fernán Mirás, por sólo mencionar alguna...

Comentarios