Adrián Monserrat
17/10/2020 15:07

Aaron Sorkin, el guionista de Red Social (The Social Network, 2010), nos trae una de las películas del año con este drama basado en el irregular juicio a un grupo de militantes acusados de causar disturbios en una protesta social de 1968.

El juicio de los 7 de Chicago

(2020)

Reconocer un hecho histórico y que no resulte fácil poder distinguir el pasado con la actualidad genera una sensación tan extraña como devastadora. Sorkin nos cuenta un caso bisagra en la historia estadounidense, pero que hoy toma más vigencia que nunca a raíz de las protestas sociales tras el asesinato de George Floyd. Emotiva y potente, El juicio de los 7 de Chicago (The Trial of the Chicago 7, 2020) es la mejor película original de Netflix de lo que va del año.

Diálogos llenos de ingenio, punzantes y sostenidos con tanto dinamismo como solo el creador de The West Wing nos tiene acostumbrados. Un elenco descomunal plagado de estrellas donde todos se destacan a través de maravillosas interpretaciones destinadas al Oscar. En la piel de dos hippies bromistas, Sacha Baron Cohen (Borat) forma una de las duplas más aplaudidas y desternillantes del momento junto a Jeremy Strong, el actor de la aclamada serie Succession. Eddie Redmayne (La chica danesa) nos emociona a través de un rol con claras reminiscencias a su papel en Los Miserables (Les miserables, 2012). Yahya Abdul-Mateen II (Nosotros) se adueña de cada escena y reconfirma su espectacular actualidad tras ganar el Emmy por Watchmen, la miniserie de HBO. Todos brillan. Todos ellos poseídos por un ritmo tan frenético que nos logra divertir e inquietar a la vez. Y, como si todo esto fuera poco, el reparto se completa con nombres pesados como los de Mark Rylance (Puente de espías), Frank Langella (Frost / Nixon), Joseph Gordon-Levitt (El Origen) y Michael Keaton (En primera plana).

Un juicio tan increíble como cierto. Un guion que no nos acorrala en un solo plano, si no que nos trae cambios temporales y múltiples perspectivas de un relato. Una película que no nos subestima como espectadores: nos deja formar parte. Este escritor, y ahora también director, vuelve a maravillarnos. Si bien faltan muchos estrenos para comenzar a ver que largometrajes se posicionan como los favoritos a los Oscar, no hay dudas de que El juicio de los 7 de Chicago hará mucho ruido en la temporada de premios.

Atravesada por un contenido social tan trascendental como necesario, esta película tiene todo para convertirse en un clásico instantáneo a la hora de hablar de dramas judiciales. Una obra contundente, capaz de brindar homenaje al espíritu revolucionario de los años 60. Actuaciones memorables y un guion magistral plagado de humor se fusionan aquí para darnos un coctel tan explosivo como conmovedor. 

9.0

Comentarios