Juan Pablo Russo
08/09/2020 13:07

En su cuarta película, Lo que tenemos (2017), Paulo Pécora explora las nuevas formas constitutivas de una familia que le escapa a los mandatos sociales.

Lo que tenemos

(2017)

En la primera escena de Lo que tenemos la cámara sigue a dos mujeres y un hombre en la terminal de omnibus de Retiro. Todo parece indicar que son tres amigos que disfrutarán de unas vacaciones. En la escena siguiente vemos a los mismos personajes, ya de frente, llegando a una casona de la costa argentina, más precisamente a la Lucila del Mar. La sensación que se tiene sigue siendo la misma, pero el plan no es pasar unas vacaciones, sino otro mucho más complejo, que a medida que la historia avance se irá develando.

Lo que tenemos es una película colectiva, de amigos, pero no solo como parte de la historia sino también en su construcción. Mónica Lairana, Alberto Rojas Apel y Maricel Santín son los protagonistas excluyentes pero también quienes ofician de productores y guionistas. Y ese trabajo en conjunto hace que el qué y el cómo se cuenta gane por sobre los escasos recursos económicos con los que cuenta.

Pécora recurre a una puesta en escena minimalista, con diálogos y situaciones muchas veces improvisados, algunos recursos de montaje encadenado para resolver las elipsis temporo-espaciales, y un guion con la información necesaria, donde gran parte de lo que sucede está fuera del campo visual y auditivo del espectador, para ofrecer una obra simple que formalmente experimenta con los recursos cinematográficos mientras que, en paralelo, narrativamente, lo hace con los personajes y las situaciones a las que deben enfrentarse cuando deciden correrse de la zona de confort en la que se encuentran inmersos.

7.0

Comentarios