Emiliano Basile
27/07/2020 12:21

La nueva película de Judd Apatow narra la historia cuasi biográfica del comediante Pete Davidson, protagonista y coguionista del film. The King of Staten Island (2020) cumple con todos los tópicos del director de Bienvenido a los 40 (This is 40, 2012): la resistencia a madurar, la adolescencia como lugar ideal, la familia disfuncional y el pueblo chico como horizonte limitado para los peculiares protagonistas.

The King of Staten Island

(2020)

Pete Davidson compone a Scott Carlin, un adolescente traumado por la prematura muerte de su padre bombero, hecho que pone de excusa cada vez que su madre o hermana reniegan por su mal comportamiento. Pasa sus días fumando marihuana y jugando videojuegos con sus amigos y, mantiene relaciones con una amiga (Bel Powley) que también se está cansando de él. Tiene 24 años y trabajar no es una opción. Pero dos hechos marcan un quiebre en su ociosa vida: la ida a la universidad de su hermana (Maude Apatow) y la intención de tatuar a un niño de 9 años.

La película no es exactamente una comedia. Su personaje de arranques desagradables y contestaciones sarcásticas, resisten la generación de empatía del espectador con igual fuerza que el protagonista se resiste a madurar. Sin embargo esas situaciones llevadas a un límite insólito por Judd Apatow -algo habitual en su filmografía- generan humor como vía de escape a la incomodidad de ciertas escenas.

Un ejemplo de esta cotidianidad llevada al extremo de lo ridículo es cuando Ray Bishop (Bill Burr) toca timbre en casa de Scott para pedir explicaciones de porqué tatuó a su hijo de 9 años, “Él me lo pidió” afirma excusándose el joven. Esta situación de tensión -y a la vez desopilante- da lugar a Ray para entablar una relación con Maggie (Marisa Tomei), la madre de Scott.

La historia de construcción de la identidad es recurrente en Judd Apatow y podríamos decir todo el cine Indie americano. Aquí el recurso es interesante porque radica en la figura ausente del padre. Es interesante el giro de guion que hace que Scott entable una relación con Ray (si, el padre del chico de 9 años tatuado) y mediante ella conocer el mundo de los bomberos. En ese clan, comandado por el bombero más veterano (Steve Buscemi), conoce pormenores de su padre y puede cerrar el duelo.

The King of Staten Island no aporta muchos temas nuevos al cine de Judd Apatow. Claro que conocer más sobre la vida de Pete Davidson (casi desconocido por nosotros) despierta un interés agregado en la película. Pero en esta “historia ya contada” Apatow demuestra vigencia y ser un verdadero conocedor de este tipo de entrañables personajes.

7.0

Comentarios