Victoria Duclós Sibuet
05/05/2020 13:09

En noviembre de 2017, la banda experimental japonesa Acid Mothers Temple empezó su primer tour por America Latina y para su show en Buenos Aires invitaron a la banda argentina Reynols. Acid Mothers Reynols. Live and Beyond (2020) de Alejandro Maly (¿Dónde estás, Negro?), trata sobre ese encuentro que dio lugar a la grabación de un álbum y un concierto conjunto en La Casa del Bicentenario.

Acid Mothers Reynols. Live and Beyond

(2020)

La película comienza con imágenes de la banda Acid Mothers Temple en el escenario de Niceto Club, con un efecto al estilo de visión térmica y textura de mucho grano. En un contexto de estreno online vale imaginar cómo operaría semejante estímulo visual y sonoro en una pantalla grande y una sala oscura. La secuencia se extiende durante varios minutos y luego cambia y prueba sin mesura más efectos visuales: algunos deforman la imagen, otros le sobreimprimen figuras o le añaden rastro de movimiento. La idea parece ser acompañar el concepto sonoro y el sentido performático del acto musical de estas bandas. El recurso se repite en cada fragmento musical como una explicación de sí mismo.

La película se reconoce como un “rockumental”, género que documenta festivales, conciertos, giras, y otros eventos, y en este caso por las características fuertemente experimentales de los objetos que filma, el resultado es la construcción de un cuerpo bastante abstracto. Los testimonios que podrían encarrilar la narración hacia lugares más tradicionales son intervenciones mínimas y apenas aclaran con palabras este diálogo obvio entre estos dos grupos que comparten ideas sobre una canalización del cosmos y de otras dimensiones sensoriales directo a su expresión musical.

“Miguel recibe el rayo y nosotros somos traductores de eso” dice uno de los miembros de Reynols haciendo referencia a Miguel Tomasín, baterista y líder de la banda, y uno de los personajes más interesantes. Los pocos minutos que aparece revolucionan la película y parece que inlcuso a la narración misma le cuesta no dejarse llevar por las ganas de conocerlo más y romper un poco el esquema del género.

En el 2004 a Miguel Tomasín y su banda los retrató Néstor Frenkel con el documental Buscando a Reynols (2004) que completa el retrato de esta banda argentina que movilizó los sentimientos más conservadores conmovidos por la idea de la integración y al mismo tiempo se asentaba en la cultura del rock experimental a nivel internacional. Y abarca de una forma más tradicional el concepto de “escucha intensa” de Pauline Oliveros que se relaciona con Acid Mothers Reynols. Live and Beyond “escuchar de todos los modos posibles, todo lo que es posible oír”.

Ver película

6.0

Comentarios