José C. Donayre Guerrero
24/03/2020 08:45

Chicas perdidas (Lost Girls, 2020), dirigida por Liz Garbus, es una película dramática que toma elementos del Thriller policial. Con un tono sobrio sin adentrarse en el vértigo ni grandes giros de guion, estrenada en Sundance y ahora en Netflix, se centra en los estados emocionales de los personajes protagónicos que, con un estilo visual, deja en claro que el misterio subyace en las conductas de seres relacionados al lugar donde suceden los hechos.

Chicas perdidas

(2020)

Mari Gilbert (Amy Ryan) vive en Long Island y su hija mayor, Shanna, ha desaparecido. La esperaban de visita en la casa de su madre y dos hermanas adolescentes, Sherre (Thomasin McKenzie) y Sarra (Oona Laurence), pero nunca se presenta. El hallazgo de los cadáveres de cuatro prostitutas dará a conocer la vida desconocida de Shanna, el centro del relato. Pero el cuerpo de la hermana mayor no se encuentra entre los cadáveres, y empezará la búsqueda incesante de su madre por saber qué sucedió con su ella. El misterio se acrecienta con el accionar de la policía y quien investiga, el comisionado Richard Dormer (Gabriel Byrne) relacionado a Oak Beach un barrio privado donde todo apunta a la presencia del doctor Peter Hackett (Reed Birney) y su centro de ayuda. Así surgirán otras pistas que podrían profundizarse, inclusive la presencia de un asesino en serie desconocido.

Es interesante la puesta estética de la película, que empieza con una desaparición, una pesquisa, y elige contener la atención en la madre y sus hijas. El inicio con Shanna corriendo, pidiendo ayuda es una imagen que marca la historia y también la estética. La conexión con su madre tendrá una imagen similar en claroscuro cuando esté cerca de descubrir la verdad. Con ello se arma la estética del relato, con encuadres parecidos (la mayoría resultan encuadres particulares), dejando siempre un lado vacío a cada personaje al conversar: muestran a Mari Gilbert sola, hablando por teléfono o cuando vemos lo que ella observa, su reflejo en un espejo, imágenes sesgadas, rostros cortados a través de ventanas, algunos personajes de espalda o de perfil. Se deja a entender que hay algo extraño y misterioso, algo incomodo en esta historia a partir de la composición de las imágenes.

Sin duda está el tema del manejo de la información. Aquello a lo que no se puede acceder y genera la duda. La policía investiga, pero no se puede ver el procedimiento. La idea de comportamiento parcializado se deja dilucidar. Sumado a ello, están los personajes que acompañaban siempre a Shanna que no pueden esclarecer exactamente lo que sucedió la noche que desaparece. Así mismo los personajes secundarios que traen pistas esclarecedoras, son puestos en tela de juicio por la policía. Por otro lado, Dormer muestra el pasado de Mari Gilbert que tuvo a Shanna de 24 años ingresada en hogares de acogida desde los 12 años, lo cual devela lo que se oculta entre madre e hijas en cuanto a sus inestabilidades emocionales.

Basado en el libro de Robert Kolker Lost Girls: An Unsolved American Mistery se muestra que hay muchas cuestiones basadas en la moralidad y en lo que se refiere a la justicia, y aquello a lo que se debe prestarse atención y lo que no requiere tanta importancia, lo que dicen los medios y lo que reciben como información. Una película que no intenta tener el estilo de las películas que giran en torno a hechos reales, aunque sí darle un aporte a las historias de asesinos en serie, sin buscar renovar el género.

Chicas perdidas se sumerge en el Thriller para captar la tensión y atención desde el punto de vista femenino de una madre, quien lucha desde la posición en que se encuentra, porque es una lucha de mujeres contra el orden y la legalidad, representado en Dormer y en lo oculto, imagen dada por el doctor Hackett. Al final, lo más atractivo es la mezcla de elementos del film noir y de documental haciendo más visual las emociones de los personajes sin juzgarlos, mostrando sus contradicciones y secretos. Una lucha continua por un caso sin resolver que deja al mismo tiempo, todo un comportamiento social a tono con las historias policiales.

6.0

Comentarios