Rolando Gallego
07/01/2020 14:36

Presentada como una secuela de la nueva etapa del juego que cobra vida Jumanji: El Siguiente Nivel (Jumanji: The next level, 2019) mantiene el tono humorístico de su predecesora para recuperar el cine familiar de aventuras de los años ochenta, con dosis de juego, acción y emoción por partes iguales.

Jumanji: El Siguiente Nivel

(2019)

Era inesperado que la primera entrega de Jumanji, luego de la partida de Robin Williams, pudiese atrapar a nuevas audiencias. Más cuando espectadores más jóvenes tal vez ni siquiera hayan jugado alguna vez en su vida con un entretenimiento que incluyera un tablero y dados y sin pantallas.

Cuando se estrenó la primera parte, el cambio a la consola de juegos, permitió el acceso universal a la idea de inmersión de la acción, y esa propuesta fue parte de una estrategia calculada por parte de los estudios más grandes de reescribir sagas a partir de fórmulas probadas. En ese volver sobre lo ya conocido, algo que el público ama, en caminar sobre lo seguro para fundar nuevas historias y sentidos, es que Jumanji pudo sortear con buena fortuna, el difícil camino de las comparaciones, odiosas por cierto, SIEMPRE.

Mientras las primeras entregas buscaban en el retorno de ese niño desaparecido, ya convertido en un adulto, la posibilidad de una historia que mezclara acción, animales, corridas, y más corridas, se potencia en Jumanji: El Siguiente Nivel. Más allá de haber pactado no volver nunca más a la realidad/no realidad, del juego, el grupo de amigos que pudo salir con vida de los juegos, Spencer (Alex Wolff) intenta una vez más vivir otra vida, una llena de sobresaltos, alejado de la timidez y oscuridad que todos los días vive.

El dato que suma en esta oportunidad, que anteriormente no se había “jugado”, es la incorporación de adultos mayores, en este caso Danny DeVito y Danny Glover, como personajes dentro y fuera de la escena. Así, a aquello probado y potente, se agrega un factor asociado a un público mayor, que disfrutará de la despedida de dos amigos de toda la vida, y, de la mejor manera, atravesando desiertos, montañas nevadas y cielos más azules que el mar.

Jumanji: El Siguiente Nivel se posiciona como una relectura de la épica de transición y transformación de personajes, que más allá de aprender lecciones y de buscar el trabajo en equipo para atravesar el relato y la narración, se independiza por momentos con ese tratamiento que acerca la propuesta a Antes de partir (The Bucket List, 2007), que tuvo a Jack Nicholson y Morgan Freeman en sus roles principales.

Entre la historia más clásica, que apela a desarrollar lo lúdico del tablero de juegos devenido realidad y videojuego, y el entrañable relato de una amistad que superó un silencio de 40 años, Jumanji: El Siguiente Nivel se posiciona como un entretenimiento familiar, apoyándose en las sólidas interpretaciones de Jack Black (como siempre), Dwayne Johnson (riéndose de sí mismo), Kevin Hart, Nick Jonas y Awkwafina, explorando su espíritu lúdico con humor y aventuras.

7.0

Comentarios