Laura Pacheco Mora
14/12/2019 13:10

El Recordador (2019) es la ópera prima de Ariel Guntern, en la que Matías De Stefano, nacido en Venado Tuerto en 1987, cuenta su historia. Desde el momento en el que nació, tiene la capacidad de recordar todo lo que ha hecho antes de su nacimiento y puede entender, de una manera simple, cómo funciona el Universo. Los recuerdos de Matías sobre sus vidas pasadas, lo llevan a viajar por el mundo y compartir sus conocimientos con miles de personas. Sus viajes lo ayudan a descubrir su propósito en la vida y cumplir una misión que dice no pudo completar hace miles de años.

El Recordador

(2019)

Términos tales como índigo, cristal, plano sutil, dimensiones, universal, energía, alma, matrix, etc, son palabras que ya suenan familiares. Pero, ¿qué significan realmente y cuál es el motivo? Cuando comenzaron a llegar los niños índigo y cristal (cuya diferencia radica en su personalidad), no eran tantos, pero se multiplicaron a partir de los años 70 y 80 -cuando fueron un verdadero boom-. Estos chicos, que ahora son adultos, abrieron el camino con su temperamento auténtico. Ya de pequeños eran rebeldes, crecieron sintiéndose raros/diferentes y en soledad, no soportaban la manipulación ni la deshonestidad y rechazaban la autoridad creada a través de la culpa o el temor. Aunque nada de esto se ha probado por la ciencia, por lo que para ciertas personas todo esto no será verdad.

No obstante, muchos habilitaron la posibilidad de creer y tener fe en eso que presienten y a lo que no se puede poner en palabras. Al abrir el abanico a otras posibles realidades, la pregunta: ¿En qué creemos de manera fehaciente?, resulta muy profunda e importante. Este documento otorga particulares respuestas a ciertas personas que cuestionan la existencia desde un lugar, quizás, más cercano a la intuición y que en cierta forma, luego del año 2000 en particular, sintieron un llamado a "abrir los ojos por primera vez". La premisa de este documento en el que Matías De Stefano se describe como índigo, tiene como finalidad acompañar a la humanidad en ese "despertar". Creamos o no en sus relatos, no pasarán inadvertidas sus palabras, que resonarán en mayor o menor medida en nuestro interior.

Durante todo el documental, el encargado de la narración es el mismo Matías De Stefano, que se constituye en un testimonio no-lineal de sus recuerdos, por momentos con su voz en off y por otros, mirando a cámara. Por su parte, el director Ariel Guntern acompaña su relato, con planos detalle y generales de imágenes majestuosas de la naturaleza. La música genera una sensación mística, esto acompañado por tomas de paisajes grandilocuentes, ruinas ancestrales y travellings que acompañan al protagonista, completan la experiencia trascendental buscada para el espectador. Técnicamente excelente, la paleta de colores elegida, genera calidez, dando la sensación de hogar, invitándonos a seguir a Matías que viaja con una compañera: su mochila. Los pensamientos y reflexiones sobre sus vidas desde tiempos muy lejanos, están presentes en la historia. El director, representa de manera atractiva, los cuatro elementos de la naturaleza: la tierra, el agua, el fuego y el aire, significando y potenciando la narración.

Se ha generado en muchos de nosotros, una tremenda confusión y desconfianza en estos temas, dada la cantidad enorme y variada de información que existe al respecto, que puede verse en otros trabajos como Planeta Libre (La Belle Verte, 1996), HIM: Más Allá de la Luz (2010), ¿¡Y tú qué sabes!? (2004) o Creer es crear (2008). Sin embargo, existen personas que encaran la generación de conciencia y el desarrollo espiritual, individual y colectivo de manera seria y cabal. En definitiva, se trata de una cuestión de fe y lo que en realidad importará, será el valor de su testimonio y el mensaje.

6.0

Comentarios