Emiliano Basile
02/10/2019 17:20

Todos los rodajes tienen infinidad de tiempos muertos, momentos en donde el equipo técnico y artístico debe esperar hasta que las condiciones de filmación estén listas. En esos lapsos entre toma y toma de los rodajes de Cump4rsit4 (2016) y Cínicos (2017) trascurre este documental.

El Profes1on4l

(2016)

Fiel a su estilo, Martín Farina (Mujer nómade) sigue de cerca a Raúl Perrone, el emblemático cineasta de Ituzaingó que supo forjar un nombre y sello a raíz de su prolífera carrera en el cine independiente.

“Con mi vida privada no” “Si filmás eso te rompo la cámara” asegura un contundente Perrone cuando el camarógrafo de este documental pretende filmar algún elemento de la casa asociado a la persona. Perrone no quiere ser grabado fuera del rol de director. Sin embargo, Farina se las ingenia para captar ese otro hombre que se escabulle detrás del temperamental cineasta.

Nos encontramos con un Perrone conocido (el personaje en plena acción) y otro no tanto (la persona vulnerable que parece filmar para escapar de sí mismo) en cada discusión o enojo cuando no puede “controlar” la situación que se le presenta en el set. Hay una secuencia sobre el control comentada por el propio Perrone que explica su imposibilidad a viajar en avión o hacerse un tatuaje.

Una de las secuencias de mayor atractivo sucede cuando, en pleno rodaje, el camarógrafo le avisa que un reflejo de los tubos de luz aparece en la imagen grabada. “¿Por qué no me lo dijiste antes?” “Tenés que ser profesional”, acusa frenético el hombre del conurbano bonaerense. De este choque surgen las dicotomías, la creatividad versus el factor técnico, el Perrone cascarrabias versus el obsesivo, el director déspota y hasta maltratador versus el hombre de barrio que come y convida facturas, el incansable cineasta versus el controlador de absolutamente todo lo que pasa en el set.

El Profes1on4l (2018) no es un homenaje, distinguiéndose de El Perro de Ituzaingó (2016) de Patricio Carroggio, un documental más condescendiente con la “figura” del director de P3ND3JO5 (2013). Farina hace otra búsqueda al escarbar en el mito para develar qué hay detrás del profesional del cine independiente. Un retrato intimista que humaniza y muestra tanto los dientes como las debilidades de Raúl Perrone.

7.0

Comentarios