Emiliano Basile
02/09/2019 16:57

¿Yo te gusto? No perdonarás (2019) tiene la forma de un cuento trágico. Su manera de abarcar la marginalidad se aleja, por suerte, de la representación realista y condescendiente de la pobreza. La película está contada desde los códigos del género de acción (por momentos es un thriller, por momentos un western) que insertan a la propuesta en otra línea, alejada del mensaje moralizante.

¿Yo te gusto? No perdonarás

(2019)

Natalia (Martina Krasinsky) recorre el barrio con su hermano repartiendo los sanguches que hace su madre (Leticia Brédice). En ese contexto la delincuencia es una opción para conseguir dinero fácil. Cuando su padre colectivero (Daniel Loisi) no puede afrontar una deuda, la chica se inserta en una banda criminal manejada por Yuca (Daniel Aráoz). Su actitud rebelde en el asalto tiene consecuencias: ella es violada por los delincuentes a modo de castigo. La venganza no se hará esperar.

La nueva película del director de El infinito sin estrellas (2007), Familia para armar (2010) y Tuya (2014) tiene un aire de renovación al mirar a la marginalidad desde otro ángulo. Esta actitud le da ritmo y color a un universo plagado de historias y conflictos provenientes de las urgencias sociales. Las buenas actuaciones y la incorporación de caras nuevas ayudan a recrear este imaginario cuento de sangre, sudor y balas, del mismo modo que la música de hip hop.

Sin embargo, los mayores problemas que afronta esta película son relacionados al argumento. Los motivos y disparadores de las acciones parecen no alcanzar para justificar la violencia que emerge luego. Y en un relato que funciona desde las reglas del género es indispensable que los motivos queden claros. No es muy evidente cuánto le afecta a Natalia el affaire de su madre ¿es por eso que se vincula con los delincuentes? Tampoco la gravedad de su actitud rebelde para ser castigada de semejante manera ¿desobedeció una orden o no quiso continuar en la banda? la relación con su padre y hermano son otro de los interrogantes que arrojan dudas.

Ante la falta de argumentos la película de Edgardo González Amer sigue la línea del conflicto interno de su protagonista. ¿Qué quiere Natalia de la vida? El astronauta que flota en la estratósfera es una alegoría simpática para definir el comportamiento de la protagonista devenida en guerrera. Pero justo ahí cuando ¿Yo te gusto? No perdonarás funcionaba mejor en la acción termina desarrollando conflictos internos y contradiciendo su planteo inicial.

Más allá de esto, hay una energía enriquecedora que se desprende de los actores: el definitivamente atemorizante Yuca que compone Daniel Aráoz, la zigzagueante madre que interpreta Leticia Brédice y la desafiante Natalia de Martina Krasinsky, justifican el visionado de la película.

6.0

Comentarios