Juan Pablo Russo
01/04/2019 10:55

En Ana de día (2019), ópera prima de la española Andrea Jaurrieta, una joven en crisis decide cambiar su identidad y convertirse en otra persona, totalmente opuesta a la verdadera Ana. La libertad plena, la recuperación de la identidad, la realización postergada de los sueños y la experimentación de los propios límites son algunos de los tópicos por los que transita una historia ambiciosa en su narración.

Ana de día

(2018)

En Ana de día Ingrid García Jonsson interpreta a la Ana que da nombre a la película, una chica de 26 años que está a punto de graduarse y que se presenta a una entrevista laboral. Allí, con la cámara fija en un primer plano de la actriz, ya la realizadora nos da algunas pistas, con el diálogo que mantiene la chica con su entrevistador, de que su vida no es precisamente lo que desea. La música y el montaje inciden en esa confusión, dolor y extrañeza cuando debe evaluar ante su interlocutor el grado de felicidad de la que goza.

El nivel de confusión va en ascenso cuando Ana llama a casa de sus padres y descubre que hay otra ocupando su lugar. En esos primeros minutos del film, su directora y guionista ofrece al espectador algo parecido a una película de suspense psicológico, con la protagonista de la función constatando que hay alguien idéntica a ella que ha usurpado su lugar en el mundo. A partir de ese momento, Ana, despojada de sus obligaciones familiares, sociales y profesionales, escapará en busca de libertad, cayendo en una pensión habitada por personajes variopintos y en un night club regentado por otros seres no menos peculiares.

Con referencias a Roman Polanski, David Lynch y John Cassavetes, Ana de día es un cuento de terror existencial en torno al sentimiento de extrañeza que genera el descubrimiento de los fantasmas que habitan nuestras zonas más oscuras. Jaurrieta logra una interesante obra sobre la identidad y sus múltiples formas en clave indie y cool. Una  película ambiciosa pero que se pierde en un laberinto de pretensiones estilísticas.

6.0

Comentarios