Emiliano Basile
17/03/2019 03:53

La triple frontera entre Colombia, Brasil y Perú es el escenario de esta historia de acción de J.C. Chandor (El precio de la codicia, Todo está perdido, A Most Violent Year) con guion de Mark Boal, el habitual colaborador de Kathryn Bigelow. El film es contundente en cuanto al género, con dosis de acción y tensión tan bien equilibradas que hasta Ben Affleck parece actuar correctamente.

Triple frontera

(2019)

La historia nos trae a un grupo de paramilitares americanos retirados que vuelven a juntarse para robar a un narcotraficante sudamericano y escapar por la selva de forma silenciosa. Pero algo sale mal y el plan para asegurar económicamente sus futuros se convierte en un calvario, al ser perseguidos entre la jungla y la montaña mientras toman decisiones a cada paso entre la supervivencia y la redención personal.

Se trata de una película de atracos, con Santiago "Pope" García (interpretado por Oscar Isaac) reclutando a la vieja tropa que incluye a Tom 'Redfly' Davis (Ben Affleck), William 'Ironhead' Miller (Charlie Hunnam), Ben Miller (Garrett Hedlund) y Francisco 'Catfish' Morales (Pedro Pascal), para diseñar el plan y la huída. Pero es en esa fuga donde la película se empieza a parecer a un film de J.C. Chandor, con una suerte de fiebre del oro que obsesiona a los personajes cuando el botín contamina sus almas y los deja al borde de la supervivencia más primitiva. Las preguntas sobre si el dinero vale correr el riesgo está presente en todo el relato.

Este proyecto tiene una larga historia detrás, mas por las intenciones de su impulsora que por el resultado final. La directora ganadora del Oscar por Vivir al Límite (The Hurt Locker, 2008) arrancó con la idea de hacer una película sobre la triple frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil en 2009. La misma, acorde a las otras obras de la directora, tendría tintes políticos y no evitaría cuestiones asociadas al conflicto histórico entre países. Por eso, rápidamente representantes de Argentina y Paraguay salieron a criticar la iniciativa. Pero con el tiempo el proyectó fue cambiando de rumbo, tinte y locación (se filmó en Colombia, California y Hawaii), sólo su guionista quedó en el lugar original (con la idea y la firma del film) y Kathryn Bigelow oficia sólo de productora ejecutiva.

Triple frontera (Triple Frontier, 2019) es una película de acción que pasa por los personajes anclados en situaciones límites, en un territorio extranjero y obligados a tomar decisiones con respecto al dinero y la relación de éste en sus vidas. El contexto político/geográfico es sólo un dato de color en el film que como exponente de acción funciona y muy bien. La producción cuenta con el conocimiento de las relaciones entre militares y el universo propio del guionista Mark Boal, un mundo de hombres con lazos de hermandad y compadrazgo afectados por las circunstancias. La música de Metálica para abrir el film así lo refuerza.

De esta manera el relato alcanza grandes momentos sin nunca alejarse del film de acción que es. Se centra en los personajes y sus dilemas humanos y convierte la fábula del robo del dinero en una reflexión sobre los límites de las acciones y sus consecuencias. La frontera es otra, una menos polémica y más universal.

8.0

Comentarios