Adrián Monserrat
13/11/2018 14:30

En la plataforma Mubi puede verse el documental sobre Cassandro, el célebre luchador queer méxicano que se encargó de desplegar pasión, brillos y fijador de pelo sobre el ring.

Cassandro el exótico

(2018)

Cassandro llora por tanto dolor. Se lo ve maltrecho, no tanto desde lo físico, si no más bien desde lo emocional. Sabe que este es un momento que deberá transcurrir, que el fin de su carrera está cerca y que solo el reponerse es el camino para retirarse por la puerta grande. Escenas posteriores, Cassandro posa para las fotos. Puede perder la brújula, caer, desarmarse en lágrimas por tanto dolor físico, pero jamás el glamour será algo que dejará de lado. La lucha libre, un contexto absolutamente machista, debería dar las gracias por haber contado con un personaje tan pintoresco como Cassandro.

Cassandro el exótico (2018), documental de Marie Losier, propone introducirnos en la vida del destacado combatiente queer. Cassandro tiene en sus logros el ser el primer luchador abiertamente gay en formar parte de los combates en cuadriláteros y esto para él no fue nada gratis. En la obra de Losier se retrata de manera contundente los distintos obstáculos por los cuales tuvo que atravesar el luchador para convertirse en la leyenda del deporte que es hoy. Cassandro se pudo permitir la lucha pero sin entregar su estética, ni su marca, ni su impronta. En un duelo por el título mundial el luchador lamenta haber perdido la batalla, pero más lamenta que el castigo por esa derrota concluyó en un corte de su preciada cabellera. Su estética a la orden del día.

Narrada a través de distintas entrevistas al protagonista, junto a la combinación con videos de Cassandro en su máximo esplendor como luchador, la obra nos sumerge en las entrañas de un personaje al cual nos resulta imposible no encariñarse. “I will survive” (“Sobreviviré”) suena en cada entrada al ring del artista. No es algo sin sentido: sobrevivir en un lugar machista fue su gran cometido.

Tras 27 años de carrera Cassandro deja la lucha libre. Pese a que sus intenciones están lejos del retiro, el despedirse es una obligación. Su cuerpo está muy lastimado (él mismo se encarga de permenorizar cada una de sus lesiones) pero tanto su glamour como su corazón están intactos. Cassandro el exótico es una obra donde la belleza subsiste en ambientes prejuiciosos.

8.0

Comentarios