Adrián Monserrat
13/09/2018 13:02

Disculpas por la demora (2018) se estrena en el Gaumont y, abordando los recuerdos de dos personas tras la desaparición de su padre en la época de la dictadura, es un documental que no puede pasar por desapercibido.

Disculpas por la demora

(2018)

El recuerdo de los seres queridos es uno de esos tesoros más preciados que un sujeto podría tener. Valorar esos momentos pudieran resultar un refugio para los más nostálgicos. Más si son pocos los recuerdos que uno podría acaparar. Ahora bien, ¿Qué pasaría si esas mínimas memorias son producto de un desarraigo o un hecho forzado de desaparición? Remover el pasado e investigar sobre él permite recordar, pero también te acerca a la verdad. Y aunque esa verdad pudiera resultar dura, vale la pena enfrentarla y descubrir el origen de todo. A través de redes sociales, Shlomo Slutzky se puso en contacto de Mariano Slutzky por mera curiosidad y el hallazgo familiar es el fruto de este documental.

Shlomo, periodista y documentalista argentino-israelí, es quien descubre que Mariano, periodista argentino-holandés, es el hijo de Samuel Slutzky, primo de su padre y de cuyo final fue siempre un interrogante desde que desapareció producto de la dictadura cívico-militar en 1977. A través de encuentros entre ambos, la búsqueda de testimonios de seres que formaron parte del pasado y el recurso de los recuerdos históricos, Shlomo se propone encausar una manera de disculparse y de pagar esa especie de deuda que la familia Slutzky tiene tanto con Mariano como con su hermana, los cuales se refugiaron de niños en Holanda con ayuda de Amnistía Internacional.

Dirigida por Shlomo Slutzky y Daniel Burak, Disculpas por la demora acerca a Mariano a las emociones que creía olvidadas con respecto a su padre. Su recuerdo de aquel fatídico junio de 1977, mes en el cual se produce el crimen, propone construir y entender las distintas aristas en su crecimiento de niño hacia la adultez. Con escenas verídicas del juicio a los asesinos y hasta la persecución de un sospechoso, el documental nos permite adentrarnos en el día a día de Mariano al punto tal de responder junto con él el porqué del abandono de sus parientes y cerrar esas heridas muy difíciles de atravesar.

Disculpas por la demora dignifica la búsqueda de la verdad y las razones por las cuales es importante hallarla, más que nada cuando es el origen familiar el que está oculto. “Nosotros no queremos venganza, queremos justicia”, expresa un emocionado Mariano Slutzky, privilegiado por haber sido contactado por Shlomo. Mariano se animó a enfrentarse a los fantasmas de su pasado y, a partir de ahora, su vida será distinta. Este documental permite no olvidar y movilizarse cuando las angustias no sanan.

7.0

Comentarios