Damián Moreno
09/08/2018 13:18

El cine ha encontrado su rédito en las películas de superhéroes y la Fox, no iba perderse la oportunidad de incorporar una nueva saga de jóvenes con poderes, por eso eligió a Jennifer Yuh como la directora de Mentes poderosas (The Darkest Minds,2018).

Mentes poderosas

(2018)

Basada en la saga de novelas de Alexandra Bracken con el mismo nombre, Mentes poderosas nos cuenta la historia de Ruby, una chica que sufre un cambio el día de su décimo cumpleaños. Algo lo suficientemente aterrador como para que sus padres la encierren en el garaje y llamen a la policía. Ruby ha sobrevivido a una de las enfermedades que ha acabado con el 98% de los niños de América del Norte, pero como el resto de los supervivientes, empieza a desarrollar poderes especiales y es enviada a Thurmond, un campo de concentración. Con 16 años, Ruby consigue escapar de allí y se une a un grupo de adolescentes que también escaparon y huyen del gobierno.

La película está protagonizada por Mandy Moore, Gwendoline Christie, Amandla Stenberg, Harris Dickinson, Wallace Langham y Patrick Gibson en los papeles de estos jóvenes mutantes que cumplen con sus roles en la cinta.

La palabra competente es lo que define a la película: todo está bien, el guion, las actuaciones, los efectos especiales no destacan pero están a la altura del género de superhéroes. Que sea basada en una adaptación de una saga de libros es una idea que ya se ha visto y además, no causa ninguna incertidumbre porque los acontecimientos narrados ya estaban en los libros.

La propuesta de Mentes poderosas se queda corta para revisitar el género, y es inevitable pensar que llega con ciertos años de retraso, siendo muy probable que una secuela se realice. Este tipo de films quedaron obsoletos cuando la saga de los juegos del hambre alargó su último capítulo al dividirlo en dos partes por una simple finalidad económica.

6.0

Comentarios