Juan Pablo Russo
25/04/2018 20:43

Luego de Noche de perros (2015), una comedia con toques de policial clase “b”, Ignacio Sesma da un giro de timón en su carrera y presenta Con este miedo al futuro (2018), un drama existencialista opuesto a su ópera prima en cuanto a la forma, aunque en la temática se encuentren varios puntos de contacto.

Con este miedo al futuro

(2018)

En la primera escena vemos a Leo (Facundo Cardosi) tomando cocaína antes de ingresar a dar una clase en la universidad. Es profesor de literatura y con esa presentación ya se se intuye que estamos ante un ser autodestructivo. Y sí, Leo no la está pasando muy bien. Su sueldo no le alcanza, su pareja lo ha abandonado, su metodología no se lleva muy bien con el alumnado y sus compañeros docentes presentan quejas de él. Sin lugar donde vivir termina refugiado en el quincho de una casona en venta de los padres de su mejor amigo (Martín Mir). Leo deambula por la noche porteña con sus males y peligros siempre al borde de una cornisa de la que parece a punto de caer.

Sesma cambia de registro para abordar tópicos como la autodestrucción y la noche porteña con respecto al tratamiento hecho en Noche de perros. Si en su debut apostó a la comedia policial ahora se vuelca al drama intimista, visceral, con analogías a películas como La noche (2016) de Edgardo Castro, aunque sin tanta crudeza en lo que muestra y como elige mostrarlo.

Pese al derrotero por el que atraviesa Leo, Con este miedo al futuro es esperanzadora. En la antítesis del personaje autodestructivo aparece una alumna (Ailín Salas) como la única luz en el interior de un laberinto sin salida. Sesma apuesta a un relato ambiguo, en donde no todo está dicho ni explicado, pero también a la sordidez a través de una puesta sucia, con cámara en mano y una fotografía lúgubre como el personaje central.

Cuando todo parecía estar encaminado para un tipo de cine mucho más “amigable” y cercano al género, Sesma sorprende con una película menos condescendiente,  oscura, cargada de densidad, que tanto desde lo formal como lo narrativo asume una serie de riesgos de los que logra salir airoso.

7.0

Comentarios