Juan Pablo Russo
15/04/2018 14:03

Que algunos críticos cinematográficos van a los festivales de vacaciones, que se duermen en las funciones de prensa, e incluso que opinan sin ver una película, son algunas de las leyendas urbanas que rodean a la profesión. Pero lo cierto es que, si bien todos sabemos que los hay, ninguno lo ha admitido en primera persona, salvo Oscar Peyrou que lo hace en el retrato En busca del Oscar (2018), documental del español Octavio Guerra que tuvo su estreno mundial en la 68 Berlinale.

En busca del Oscar

(2018)

Oscar Peyrou nació en Argentina pero se radicó en España huyendo de la última dictadura cívico-militar. Su profesión es la de crítico de cine y en su curriculum figura la presidencia de la Asociación Española de Críticos de Cine. Pero Peyrou tiene una particularidad y es la de escribir las críticas sin ver las películas, algo de lo que se enorgullece y grita a viva voz. Según sus propias palabras, puede hablar de las películas de forma mucho más objetiva, analizando el afiche, el título o los nombres de los actores que figuran en su reparto. Asegurando, además, que es más riguroso que cualquier otro texto.

En busca del Oscar es una road movie documental que sigue de cerca al afamado crítico hispano-argentino en su tour festivalero por el mundo, mientras que sin ningún tipo de resquemor se jacta de su método para analizar films sin verlos y se vanagloria de poder viajar a festivales como los de Chicago o BAFICI para aprovechar las liquidaciones o encontrarse con su familia y amigos.

Octavio Guerra conoció a Peyrou en el Festival de Chicago donde presentaba una película y al descubrir que era crítico de cine le invito a verla. Pero el crítico no asistía a las funciones y al cineasta le llamó la atención y quiso indagar más. El crítico se estaba quedando ciego, había enviudado hacía no mucho tiempo y regresar a los lugares donde había sido feliz lo hacía sentirse vivo.

En busca del Oscar es un film observacional -por momentos con una clara puesta en escena- donde Guerra capta aquellos momentos oportunos con un ojo único donde intercala cierta ironía con un dejo de melancolía. En una primera lectura puede ser leído como la puesta en evidencia de una profesión rodeada de leyendas urbanas y subjetividades banales, pero indagando en capas de mayor profundidad se encuentra una historia de soledades, vejez y el cine como poder transformador.

7.0

Comentarios