Juan Pablo Pugliese
18/12/2017 22:37

El avión negro [C.A.L.Q.U.I.N.] no es un documental sobre un avión en particular como podría sugerir desde su título. Marcos Pastor realiza una investigación para dilucidar lo sucedido con la pujante industria aeronáutica nacional que alcanzó su esplendor en la década de los cincuenta y quedó trunca con la irrupción de la Revolución Libertadora.

El avión negro [C.A.L.Q.U.I.N.]

(2017)

El tercer largometraje de Pastor, presentado en la 6º Semana del Cine Documental Argentino, dialoga directamente con Rastrojero (2006), el documental codirigido con Miguel Colombo, donde relataba la historia del mítico camión salido de la Fábrica de Motores y Automotores de la provincia de Córdoba. Colombo, a su vez, exhibirá en el certamen Proyecto 55, sobre el bombardeo a Plaza de Mayo.

Esta vez, retrata a la industria aeronáutica que corrió con el mismo destino. Pastor comienza la investigación preguntándose por un modelo en particular para luego adentrarse en lo que fue el origen de una nación que podría haber competido con las grandes potencias del mundo.

De esta manera, el realizador vuelve a retratar el tema pero desde un punto más íntimo, narrado en primera persona. Realizará las entrevistas y entrará en escena constantemente. Así llegará a Córdoba y recorrerá las instalaciones de la actual Fábrica Argentina de Aviones junto a Juan Ignacio San Martín, responsable del área de Relaciones Públicas y nieto del Brigadier San Martín, delegado del Presidente Perón e impulsor de la industria aeronáutica y automotriz.

Aquí es donde irremediablemente las historias se cruzan ya que ambas industrias nacieron juntas. Es más, el padre de Juan Ignacio también aparecía en Rastrojero haciendo su aporte. El punto de diferenciación lo encontramos en el tratamiento porque el tema de fondo es el mismo, solo que ahora Pastor se involucra más en el relato debido a que fue una parte fundamental de su historia personal.

6.0

Comentarios