Juan Pablo Russo
17/12/2017 19:07

En Ríos de la Patria Grande (2016) Joaquín Polo indaga sobre la figura del cineasta Humberto Ríos a través de viejos reportajes como nuevos testimonios de aquellos que formaron parte de su entorno.

Ríos de la Patria Grande

(2016)

Nacido en Bolivia, en la década del 30 parte en tren a Buenos Aires donde visualiza los caminos de la Patria Grande. En los años 50 viajó a estudiar pintura a Francia pero a través de unas fotos descubre que su pasión es el cine. De regreso se instaló definitivamente en Argentina, donde realizó numerosas producciones. Fue parte de la generación del Nuevo Cine Latinoamericano y de la enorme tradición del cine político y militante de las décadas del ´60 y ´70. También trabajó como docente en muchas instituciones, y entre sus alumnos se encontró Raymundo Gleyzer, con quien realizó México, la revolución congelada. El "hacer cine" se complementó con el "enseñar cine" y así se transformó en el maestro de miles de cineastas de todo el continente. Murió en noviembre de 2014 con lo que parecía ser una Patria Grande consolidada.

A través de diferentes testimonios, que incluyen a figuras representativas como Jorge Denti, Liliana Mazure o Juana Sapire, Polo construye un film biográfico sobre Humberto Ríos recorriendo desde los inicios hasta sus últimos días. Un viaje que comienza en Bolivia y termina en el mismo país que lo vio nacer mientras, como si tratara de una road movie, transita por los diferentes pueblos del continente. No lo hace de manera literal, sino a través de su voz y de aquellos quienes fueron parte de un círculo de realizadores, familiares, amigos y alumnos de diferentes puntos de Latinoamérica.

Sin pretensiones estilísticas ni narrativas, Polo no solo logra construir un retrato del cineasta y docente, sus luchas y convicciones, sino también un mapa sociopolítico de los últimos tres cuartos de siglo de la región contextualizando cada uno de esos periodos en la vida de Humberto Ríos. Para llegar a un final como el que había soñado, aunque hoy, y cuando solo pasaron tres años, parezca tan lejano.

6.0

Comentarios