Adrián Monserrat
09/11/2017 15:48

Llega a la cartelera Paula (2016), biopic que narra la historia de Paula Modersohn-Becker, una exponente del expresionismo alemán. Acá te contamos de qué va, dejando todo prejuicio de lado.

Paula

(2016)

Hoy en día se sigue entablando el prejuicio en actividades que, siendo realizadas por hombres, se produce cierta participación femenina. Sin ir más lejos, el futbol, sigue siendo un ambiente machista que prejuicia y aleja al género femenino de este deporte. El mundo se va equilibrando y lo que, en cierto modo hace años parecía una distancia imposible de alcanzar, hoy todo se va achicando. Paula (2016), film del realizador Christian Schwochow (La Invisible, 2012), nos dirige a una época donde el pintar era solo cosas de hombres y Paula Modersohn-Becker venció toda esa clase de marginalidad social para destacarse.

Protagonizado por Carla Juri (Blade Runner 2049), Paula logra la difícil tarea del pasaje de biopic de personaje histórico a un drama interesante de crítica social de una época determinada. El film consigue que empaticemos con el personaje gracias a visualizar los inicios de la artista y lo que debía afrontar a la hora de expresar su talento. Utilizando como fuerte un excelente diseño de arte, la película se posiciona en la premisa de la libertad de la protagonista como producto del arte. Se aloja, gracias a un poderoso guion, en el redescubrimiento del personaje y de la manera en la cual el amor y los sueños se acoplan a su vida. Paula vivía soñando, persiguiendo sus anhelos pese a toda falsa imposición ajena como “las mujeres no pueden ser pintoras”. Palabras necias que la artista hizo muy bien en hacer oídos sordos.

Christian Schwochow dirige este metraje de cerca de dos horas con un atractivo ritmo, permitiendo que, de acuerdo al transcurso de los minutos, se pueda apreciar la transformación del personaje. La fotografía de la obra es digna de una película que homenajea al arte. Paula se despoja de lo que fuera, incluso del amor, con tal de alcanzar su meta.

La diferencia que se expone en cuanto a los géneros sexuales es el puntapié inicial para contar la historia. Contextualiza y empodera la dimensión del logro alcanzado por la artista. Su vida y obra llegaron a convertirla en una de los principales referentes del expresionismo alemán. Ahí mismo, entendiendo la dificultad por la cual trascendía, es por lo que uno se siente identificado y se alegra por su éxito. No cabe la menor duda que hay que convertir ese “no se puede” que te imponen como prejuicio social por el “sí se puede” que tanto uno desea y quiere. Paula es un ejemplo de esto. Paula sí quiso y pudo.

7.0

Comentarios