Juan Pablo Russo
21/06/2017 22:42

En 2010, Osvaldo Bayer, Mariano Aiello y Kristina Hille estrenan el documental Awka Liwen, una propuesta que buceaba en la historia argentina trazando un paralelismo entre la llamada Conquista del Desierto y la última dictadura cívico militar que gobernó el país. Awka Liwen acusaba con pruebas científicas a la familia Martínez de Hoz como responsable directa del robo de tierras a los pueblos originarios, denuncia que devino en el pedido de censura de la película. Esa situación judicial dio origen a un nuevo proyecto de más de tres horas y media de duración sobre como los Martínez de Hoz están unidos desde los albores de la Revolución de Mayo hasta nuestro días con la oligarquía gubernamental del país.

Martínez de Hoz

(2017)

Martínez de Hoz (2017) es una obra monumental dividida en dos partes que a su vez la componen ocho capítulos. La primera abarca desde la Revolución de Mayo de 1810 hasta el golpe de estado de 1976 y muestra como el apellido Martínez de Hoz participó de diferentes gobiernos, afines a su ideología, obrando a su favor. La historia comienza con un inmigrante comerciante que se hace de más de 2.500.000 de hectáreas robadas a los Pueblos Originarios, de ahí en más los Martínez de Hoz serán cómplices de cuanto golpe de estado se realice en Argentina, fundarán la llamada Sociedad Rural, la desarmarán y la volverán armar, para así incrementar sus riquezas con una ilegalidad que siempre será avalada por el gobierno de turno afín.

La segunda parte (menos potente desde lo cinematográfico y donde algunos testimonios quedan desactualizados -aparece Martín Sabattella como títular del Afsca) se centra en la política económica impartida por José Martínez de Hoz durante su mandato al frente del Ministerio de Economía del gobierno del ex presidente de facto Jorge Rafael Videla y como las consecuencias de sus políticas perduran en el tiempo. Un punto interesante son las semejanzas con el actual gobierno que la trama permite asociar. Pero también hace foco en la causa judicial de pedido de censura y como los Martínez de Hoz atacan la libertad de prensa apoyados en un poder judicial tan cercanos a ellos como alejado del pueblo.

Relatada por Osvaldo Bayer y dirigida por Mariano Aiello, Martínez de Hoz se construye como un thriller político con testimonios de economistas, historiadores, periodistas, miembros de la Corte Suprema de Justicia y políticos acompañados de imágenes de archivo, animaciones, recreaciones. Pero lo atractivo es que no se queda en la denuncia sino que aporta pruebas, incluso se nutre de un archivo de películas familiares que perteneció a la familia del ex ministro. Las más de tres horas de duración son tan fuertes en cuanto a lo que muestra que no dan respiro.

Hoy más que nunca Martínez de Hoz es una película de visión obligatoria, no solo para conocer nuestro pasado sino para entender cuáles son los intereses que se esconden detrás de quienes hoy gobiernan un país para su propio beneficio.

8.0

Comentarios