Tomás Tito
29/04/2017 13:14

En la sección Primeras Películas (Operas Primas), el [19] BAFICI  trae esta propuesta de Jorge Thielen Armand, La soledad (2016), película venezolana que toca en tema de la crisis de este país en particular. Es una coproducción con Italia y Canadá.


La soledad

(2016)

La soledad aborda el conflicto de una historia real, transformada de alguna manera en ficción. El litigio de una casa que le será arrebatada a la familia del propio director, Jorge Thielen Armand, quien también “actúa” en el film.  José, un joven padre de familia que descubre que la dilapidada mansión que ocupa ilegalmente será pronto demolida. Desesperado por salvar a su familia de quedarse sin hogar, José se embarca en una mística búsqueda de un tesoro maldito que se rumora está enterrado en la casa.

La película trabaja, como se incide anteriormente, con una dicotomía muy interesante que es el documental y la ficción dentro de un mismo relato. Hay momentos que para que la narración esta dentro de uno y hay momentos que parece que es el otro. Por un lado, vemos a diferentes y variadas personas retratadas y vistas en un medio audiovisual que “tira” para el lado del documental, donde se puede observar que hace en sus días y noches. Y por el otro lado, esas personas se transforman en personajes victimas, en el buen sentido, de una historia de ficción que es la que hace avanzar la acción.

Cuenta con un prologo y un epilogo con material de archivo y una voz en off que relata esos materiales sobre la familia del propio director y que de alguna manera es lo que permite dar una conclusión a la película que se encuentra en el medio de estos dos momentos. Un comienzo y un cierre que sirven de lo mismo, como un diccionario visual para entender el contenido de la totalidad.

Una arriesgada propuesta que toca varios temas queriendo tocar uno solo, o dos. Interesante por momentos, extremadamente dilatada en otros. Tocando características y rasgo del movimiento italiano de los años 50, refleja muy bien lo que quiere y buscando, se puede encontrar la verdadera intención del film.

Como un bonus track,  hay que tocar un lado el punto de la coproducción. Con un tema tan latente como la crisis venezolana, nombrada anteriormente, pensar que países/productoras de países a los que les llega esta historia, le dan el visto bueno y siguen adelante con el proyecto, es un punto a favor desde el lado humanístico,

6.0

Comentarios