Emiliano Basile
19/04/2017 17:18

No hay historia sin personajes, y si bien Todo sobre el asado (2016) cuenta los pormenores de la comida tradicional Argentina, desde su elaboración hasta su degustación, son los entrevistados y sus particulares personalidades lo que le proporciona el humor y gracia a este documental de la dupla Mariano CohnGastón Duprat (El ciudadano ilustre).

Todo sobre el asado

(2016)

La productora del film, Televisión Abierta, hace referencia al antiguo programa de televisión del cual surgen los conocidos realizadores. Tal programa consistía en prestarle cámara y micrófono a quién lo pida, con el fin de que se exprese como guste, sea famoso o un inhóspito desconocido, sea un discurso improvisado o una ensayada coreografía. Con esta misma premisa, sumada a la información gastronómica acerca del asado, la película hace circular a una gama de personajes que van desde lo particular hasta lo exótico, con el fin de realizar un producto de lo más divertido que, de paso, desmitifique la comida carnívora y los rituales que la rodean.

El asado no se inventó en Argentina sino en China, los cortes de carne tienen sus orígenes en Norteamérica, etc., etc., etc.; son algunas de las verdades que nos enteramos de boca de los entrevistados y cambian el ideal romántico construido alrededor de las brasas. El documental es relatado ni más ni menos que por el Negro Álvarez, con guion de Andrés Duprat (El hombre de al lado), y por ende elabora una mirada incisiva sobre la idiosincrasia Argentina, siendo el asado la gran excusa para abordarla.

La película está estructurada del mismo modo que el proceso de elaboración de un asado: desde los distintos cortes de la carne, pasando por la preparación del fuego hasta los modos de deleitarse con la comida. No faltan los análisis intelectuales del ritual, las consecuencias gastrointestinales, y las extrañas costumbres de los expertos en la materia. Hay hasta incluso quiénes homenajean con canciones el rito alimenticio, momentos de lo más divertidos. Otro recurso que utiliza es la identificación con el espectador, pasando por varios lugares comunes para describir dicho evento culinario.

En cuanto a los personajes Todo sobre el asado sigue la lógica de acercamiento que Néstor Frenkel utiliza en sus documentales con sus entrevistados: toma cierta distancia para exponer costumbres y comportamientos naturalizados. El relato paródico a cargo del Negro Álvarez (que recuerda a Mariano Llinás en Balnearios) marca el tono de esta película que se encuentra a la altura de las ficciones de la mentada dupla de directores.

9.0

Comentarios