Matías Ezequiel González
12/03/2017 12:46

El cine de terror surcoreano es generalmente muy bien recibido por los seguidores del género, a pesar de que no lleguen muy seguido propuestas de dicho país a nuestra cartelera cinematográfica. Si bien no son películas de un impacto masivo entre los espectadores argentinos, en enero apareció sorpresivamente el fenómeno Invasión Zombie (Busanhaeng, 2016), que cautivó a la crítica especializada y al público en general, logrando muy buenos números en la taquilla. Dos meses después, llega a los cines argentinos En presencia del Diablo(Goksung, 2016), dirigida por Na Hong-jin, quien demostró su talento previamente en películas como El perseguidor (Chugyeogja, 2008) y Asesinos por contrato (Hwanghae, 2010), films en los que la naturaleza de los hombres es esencialmente mala.

En presencia del Diablo

(2016)

En presencia del Diablo cuenta cómo la vida de un pueblo rural coreano se ve alterada por una serie de asesinatos salvajes y misteriosos que cambian la rutina de los pueblerinos. Todo parece indicar la existencia de una presencia extraña, hay un anciano extranjero que vive como un ermitaño. Nadie logra comprender racionalmente lo que está ocurriendo y la policía va varios pasos detrás de la fuerza asesina, por lo que algunos habitantes del lugar optan por recurrir a un chamán. El protagonista del film, Jong- Goo (Kwak Do-won) es un policía, cuya familia se ve amenazada por parte del supuesto asesino, aunque Jong en realidad cree que se trata de una entidad sobrenatural. En presencia del Diablo pone en disputa las creencias religiosas y las supersticiones de los distintos habitantes del pueblo que intentan huir de la maldición de algo o alguien a quien ni siquiera conocen.

La película recorre la historia de manera evolutiva, inicia con uno de los crímenes y luego entra en una especie de meseta en la que se van encontrando pruebas y generando suposiciones de lo que ocurre hasta llegar al pico de la montaña en el relato, donde llega la hora de la verdad. El largometraje se torna largo y lento en la primera parte, pero sin que el espectador pierda el interés de lo que ocurre, debido a que desde la mitad del film la tensión aumenta a pasos agigantados y el público no podrá despegar sus ojos de la pantalla grande.

La parte técnica de la película es correcta y acorde al género, cuenta con una destacada banda sonora que suma misterio y suspenso a los acontecimientos retratados y con una fotografía impactante. Fue muy acertada la atmósfera creada por el director ya que al localizarse en un entorno rural, en bosques con montañas y con un clima de lluvias torrenciales recurrentes, las sensaciones de incomodidad y temor se incrementan. Otro aspecto distintivo es que los acontecimientos siniestros no solo ocurren en la noche, como suele pasar en los films de terror, sino que también se presentan a la luz del día logrando que los personajes no tengan paz en ningún momento.

En cuanto a las actuaciones, todos brindan trabajos correctos. Resalta la interpretación de Hwan-hee Kim como Hyo-Jin, quien siendo una niña realiza escenas terroríficas muy jugadas y en todas ellas se luce.

En presencia del Diablo es la alternativa de terror en la cartelera semanal, que seguramente será disfrutada por los fanáticos del género pero no tanto por aquellos que buscan el susto rápido y constante. Como se mencionó anteriormente es una película que cuenta con una historia compleja, con varias vueltas de tuerca, la cual se desarrolla lentamente durante la primera hora para llegar a una segunda mitad a pura adrenalina y suspenso. 

7.0

Comentarios