Juan Pablo Russo
07/12/2016 16:35

Luego de alcanzar un nivel notable en su edición número doce, la selección de cortometrajes que integran Historias breves 13 (2016) termina siendo despareja y en algunos casos hasta desconcertante ante la falta de riesgo e innovación artística.

Historias breves 13

(2016)

Integrada por ocho cortos con estilos y géneros disímiles, en Historias breves 13 se destacan, muy por encima del resto, De la muerte de un costero de Carlos Alberto Díaz, Centauro de Nicolás Suárez, y El asado de Ignacio Antonio Guggiari. El primero, protagonizado por Germán de Silva, retrata los últimos días de un hombre que debe enfrentarse en soledad a una muerte anunciada. El director recurre a una puesta donde predomina la elegancia en la construcción de cada plano visual y sonoro para narrar el principio del fin. Mientras que en Centauro, un western greco-criollo y wachi-político (asi lo define el mismo autor), Nicolás Suárez apuesta a la multiplicidad de formatos y texturas para también hablar de la muerte en un contexto de doma y folklore.

En El asado Guggiari se juega por el absurdo para centrar la historia en un pueblo olvidado del interior de la Argentina que -sumido en la pobreza- recibe la visita de un político con falsas promesas electorales. Combinando elementos del western y el humor negro, Guggiari logra fluidez narrativa, originalidad y una impecable puesta técnica.

Otro trabajo interesante por la mixtura de géneros es Los invasores, donde Juan Francisco Zini recurre a la fantasía y la ciencia ficción para centrar la historia en Vicente, un chico que se pierde en un colegio cuando recibe una amenaza de bomba. Aunque en su fantasía pensará que se trató de una invasión y él es un único sobreviviente del fin del mundo.

Hesperidina Express de Franco Cerana es una especie de road movie a lo Thelma y Louise (1991) sobre una pareja de ancianos que se debate entre el tiempo cronólogico y el espiritual, mientas que en Últimos días del artista Agustín Ford experimenta con la sonoridad a partir del derrotero de un músico que descubre tener un oído absoluto que no puede dominar.

La selección se completa con Puertas adentro, de Eugenio Caracoche y Julieta Cejas una historia de amor de tintes necrófilos con la actuación de Martín Slipak, y Plegarias, comedia naif de Lucia Ursi Sotelo que entrecruza tópicos como religión e infancia.

6.0

Comentarios