Juan Pablo Pugliese
29/11/2016 14:08

El costarricense Ariel Escalante debuta en la dirección con El sonido de las cosas (2016), un drama sobre la muerte y su aceptación como parte fundamental de la vida. 

El sonido de las cosas

(2016)

Claudia pasa sus días como enfermera de terapia intensiva. En su ronda habitual, con el sonido de las máquinas de fondo, reparte juegos de ingenio y empatiza con una paciente en particular. Por la naturaleza de su profesión podría afirmarse que está acostumbrada a la muerte pero el reciente suicidio de su prima y compañera de departamento le ha dejado una herida que no cicatriza.

Ariel Escalante narra de una forma precisa y segura. Los indicios de la prima fallecida están presentes desde los primeros minutos y con el tiempo irá desarrollando el argumento que no acude en ningún momento al golpe bajo. Con excepción de un travelling que acompaña a Claudia mientras nada, la cámara permanece inmóvil en la mayoría del metraje como si reflejara su estado de ánimo.

Por un lado busca borrar las pruebas de la existencia de su prima pero, por el otro, conserva algunas cosas que luego implantará en el dormitorio de su nuevo compañero de piso como si ella todavía anduviera por ahí. El regreso inesperado de un amigo hará que se replantee la situación y comience a dar un giro a su vida. Pero cuando todo parece encarrilarse, un nuevo golpe desajusta sus incipientes planes.

El director es sutil y presenta cada dificultad que encuentra la protagonista de manera natural y sin alargar las secuencias. El guión escrito por Escalante dispara verdades y el espectador apenas tiene tiempo de asimilarlas, al igual que Claudia, que sufre en silencio y apenas parece inmutarse.

En el film, presenciamos el derrumbe de una persona que posterga un duelo y el realizador logra generar suspenso ante ese desahogo que pareciera no llegar nunca. El sonido de las cosas es una película austera desde lo visual pero aborda una temática universal que consigue que sintamos empatía por el personaje principal durante todo el metraje. La conclusión es una experiencia liberadora. 

7.0

Comentarios