Juan Pablo Russo
18/11/2016 00:08

Luego del éxito de Luminaris (2011), finalista a las nominaciones de los premios Oscar y ganador de su sinfín de festivales internacionales, el animador argentino Juan Pablo Zaramella asume el riesgo de combinar la ficción con la realidad en su nuevo trabajo Onión (2016).

Onión

(2016)

En Onión Zaramella trabaja una historia real desde el absurdo que, a través del pasaje a la animación, tomará tintes surrealistas. Jessica (Paloma Contreras), una chica de barrio, sale a dar una vuelta en auto con su novio (Marco Antonio Caponi) por la ciudad, pero un hecho casual hará que termine en una clase de yoga zodiacal a cargo de una extravagante y chanta guía (Valeria Lois) que la hará llevará, sin quererlo, a los más profundo de su ser interior.

A partir de ahí la historia se sale del mundo real para crear uno onírico que muestra la dimensión interna de su protagonista a través de la animación y el stop motion en todas sus variantes: animación de objetos y materiales diversos, pixilación (animación de personas), muñecos, y otras técnicas. Tanto el personaje como al espectador son transportados por un sinfín de caminos inexplicables para la razón.

Si en Luminaris Zaramella abordaba la historia desde un contexto histórico para transportarnos a un mundo fantástico, en Onión lo hace desde una Buenos Aires actual, con lugares reconocibles y típicos personajes porteños, internándolos en un mundo de ensoñación y locura para evadirse del caos real.

7.0

Comentarios