Juan Pablo Russo
16/11/2016 23:51

Los hechos que derivaron en los fusilamientos del 9 de junio de 1956, en los basurales de José León Suárez, partido de General San Martín, son el pilar sobre el que se erige Hay un fusilado que vive... (2016), mediometraje de Laura Lagar y Mario Salvado, realizado en homenaje a los 60 años del trágico hecho.

Hay un fusilado que vive...

(2016)

La masacre de José León Suárez fue el desenlace que tuvo el levantamiento que el General Juan José Valle realizó contra la dictadura gobernante. El resultado: el fusilamiento público del propio General Valle y de diecisiete militares sublevados, así como el fusilamiento clandestino de otros dieciocho civiles, en las localidades bonaerenses de Lanús y José León Suárez.

Los fusilamientos clandestinos permanecieron desconocidos hasta que Rodolfo Walsh descubrió e investigó los que se habían producido en José León Suárez, publicando su investigación en 1957 a través de Operación masacre. De las doce personas fusiladas en José León Suárez, cinco murieron en el acto y siete sobrevivieron.

Lo que el documental propone a partir de la recopilación de imágenes y testimonios es mostrar las causales. de un contexto político y social de casi medio siglo argentino, que derivaron en uno de los episodios sangrientos más trágicos de la historia nacional y que más tarde se intensificarían con la atroz dictadura cívico militar del año 76.

La coyuntura histórica del país es analizada durante la primera parte para explicar cómo se llegó a los fusilamientos, mientras que en la segunda se complementa con el testimonio del fusilado al que se refiere el título para narrar en primera persona lo vivido antes, durante y después.

Tal vez la mayor critica que se le pueda hacer a Hay un fusilado que vive... es la no haberse extendido en su duración para profundizar un poco más. Pero no se puede negar que lo que muestra es de una contundencia reveladora.

6.0

Comentarios