Juan Pablo Pugliese
15/11/2016 16:54

En Mañana a esta hora (2016), Lina Rodríguez retrata las relaciones de una familia de Bogotá con una espontaneidad excepcional. 

Mañana a esta hora

(2016)

La directora de Señoritas (2013) vuelve al ruedo con esta película sobre la vida de una familia colombiana compuesta por Adelaida (Laura Osna), una adolescente de 17 años, su madre (Maruia Shelton), una organizadora de eventos, y su padre (Francisco Zaldua), un escultor. Lina Rodríguez muestra la cotidianeidad en el seno del hogar y los problemas que surgen de la convivencia y del traspaso a la adultez de la joven.

La primera mitad del film explora los conflictos que nacen entre la madre, demasiado ocupada en su trabajo, y Adelaida, que se encuentra en la búsqueda de su identidad. El padre ocupa un rol mucho más pasivo y se involucra cuando las situaciones entre ellas llegan a los niveles más álgidos.

La directora recorre los rincones de la casa y presenta a la figura materna como organizadora, no solo en su trabajo sino también de la vida familiar. Esto cambia de manera rotunda en la segunda parte de la película pero sin caer en golpes bajos o lugares comunes. Los rostros lo dicen todo y Rodríguez hace hincapié en ellos dejando que sea el espectador quien interprete el estado de ánimo de los protagonistas.

Con excepción de un travelling que sigue al padre en un paseo en bicicleta, la cámara permanece fija. La música extradiegética acentúa la naturalidad y eleva la calidad de la película que muestra a una familia como cualquier otra en situaciones ordinarias y reales. La directora no comete sensiblerías y demuestra un gran manejo de la puesta en escena que hace de Mañana a esta hora una película notable. 

9.0

Comentarios