Juan Pablo Pugliese
31/10/2016 16:16

La ópera prima de Alejandro Parysow se promociona como “la película más delirante del año” y vaya si cumple su cometido. El film es una sucesión de disparates que no logran comicidad, partiendo del título, una acepción acuñada en la última dictadura militar.

Campaña antiargentina

(2016)

Resulta que Leo J (Juan Gil Navarro) es un cantante pop cuyo repertorio de canciones está dedicado exclusivamente al medio ambiente y la paz. Abocado a filmar un documental sobre su vida, todo cambia cuando hereda la casa paterna y descubre que su padre y toda su ascendencia se dedicó a luchar contra la logia Cisneros. Este grupo masónico es el encargado de llevar adelante la Campaña Antiargentina a la que alude el título y que amenaza con destruir a la nación.

Filmada como si se tratase de un falso documental, Campaña antiargentina (2016) presenta personajes superficiales. Comenzando con el protagonista, un divo que “solo come los frutos que caen de los árboles” y que cuando descubre un complot orquestado por una logia creada por el Virrey Cisneros, se transforma y su única misión en la vida será desenmascarar a los traidores de la patria.

El cantante y actor compuesto por Juan Gil Navarro es un tipo que le canta a la paz pero en el día a día es un soberbio. Eso sí, ante este llamado a la patria cambia radicalmente su forma de ser y deja de ser frutariano cuando unos obreros lo tientan con un sándwich de vacío que acompañará, como no puede ser de otra manera, con un tetrabrik de vino.

Presentada como una comedia ácida, la película pretende hablar sobre la argentinidad y las eternas contradicciones de nuestro país pero su resultado es una obra que carece de ritmo y no ahonda sobre el tema que pretende explotar.

Escrita por Alejandro Parysow, el ex director de la Revista Barcelona Pablo Marchetti y Carlos Perrotti, Campaña antiargentina parece ser la consecuencia de un chiste entre amigos que quiso trasladarse al cine pero sin éxito. La temática es explorada de forma superficial y presenta hechos históricos mezclados con ficción que no aportan nada a la discusión de fondo. 

4.0

Comentarios