Juan Pablo Russo
29/10/2016 13:00

Una de las tantas secuelas que dejó la dictadura miltar fue la de borrar los recuerdos familiares de toda una generación. Si en El Padre (2016) Mariana Arruti se propuso descubrir la realidad sobre la muerte de su progenitor, en El (im)posible olvido (2016) Andrés Habegger busca saber quien fue su padre en realidad.

El (im)posible olvido

(2016)

Andrés Habegger, cineasta argentino, dirigió a lo largo de su carrera (H)istorias cotidianas (2001), Cuando los santos vienen marchando (2004), Imagen Final (2009), un episodio de los largometrajes colectivos D-Humanos (2011), y Sucesos intervenidos (2014), y Cirquera (2013, con Diana Rutkus), y más allá de alguna que otra excepción su obra tiene como común denominador la dictadura. El (im)posible olvido su quinto largometraje, no es la excepción, pero tal vez sea su película más personal y catártica, porque aborda en primera persona la ausencia de su padre.

Norberto Habegger fue desaparecido en Río de Janeiro (Brasil) en julio de 1978 por el denominado Plan Cóndor. Periodista, de intensa actividad política, era miembro de la agrupación Montoneros. Ante la persecución política y la clandestinidad en la que se encontraba, su hijo se fue  junto a su madre exiliado a México. La relación con su padre era esporádica y se remitía a visitas cortas cada tres o cuatro meses. Andrés solo tiene recuerdos de un padre ausente. El hallazgo de un diario personal donde de niño escribía sus vivencias lo lleva a querer saber más sobre su progenitor y a escribir un nuevo diario. Aunque esta vez en forma de película.

El (im)posible olvido es el diario personal de un hijo en tratando de recuperar a su padre ausente. No de manera física, pero sí de todo aquello que tenga relación con él y que lo lleve a entender el porqué de un sinfín de cuestiones que a lo largo de más de 35 años no encontraron respuesta. La gran virtud de Andrés Habegger es lograr de una historia personal una película que refleja las vivencias de toda una generación a la que le borraron los recuerdos de la niñez.

Filmada en México, Brasil y diferentes lugares de Argentina, Habegger logra una road movie en la que hay material de archivo encontrado, testimonios de familiares a los que nunca había interpelado, de conocidos que no veía desde el exilio, y desconocidos que algún dato le pueden brindar. Pero por sobre todo El (im)posible olvido es una forma de recuperar la ausencia, lo que se perdió y ya no está. Algo que como las piezas perdidas de un rompecabezas tal vez algunos todavía puedan encontrar.

8.0

Comentarios