Juan Pablo Russo
22/08/2016 15:46

Pablo César sigue en El cielo escondido (2016) atravezando la línea que trazó en su filmografía, sobre todo la impuesta en la etapa africana, indagando en los orígenes del hombre a través de historias que combinan la aventura, el misterio, el thriller y lo místico ancestral.

El cielo escondido

(2016)

El décimo largo de César es la primera coproducción que el cine argentino realiza con Namibia. La trama sigue a Hermes, un antropólogo que viaja hasta el desierto de ese país para profundizar sus estudios sobre el origen del universo a través de la sabiduría ancestral. Pero el conflicto subyace cuando se cruza con una corporación vinculada con el nazismo y los masones que realiza experimentos con un virus en seres humanos.

En El cielo escondido se traza un paralelismo entre pruebas científicas realizadas por un laboratorio bacteriológico alemán con experimentos con humanos que llevó adelante Wouter Brasson durante el Apartheid sudafricano, donde buscaba crear un virus que eliminara únicamente a la población negra y que dio como resultado 229 muertes, por las que fue encarcelado, aunque luego quedó en libertad y siguió ejerciendo su profesión.

Filmada en 35 mm, con escenas a las que apela al Súper 8, El cielo escondido es la segunda parte de una trilogía que comenzó con Los Dioses de Agua (2014), rodada en Angola y Etiopía, y concluirá con El día del pez  (2017), que se filmará en Senegal y Malí, que sigue a un mismo personaje: Hermes, y en donde César explora tópicos vinculados con el origen del universo y la sabiduría a través de los pueblos africanos.

Si hay un elemento plástico que hay que destacarle a la película es el gran trabajo de fotografía realizado por Carlos Ferro quien no solo se sirve del increíble paisaje natural para mostrarlo en toda su magnitud, pero no como un decorado sino como parte inclusiva de la historia, para además crear estados climáticos que deambulan entre lo onírico y lo real jugando con los formatos y las texturas.

La búsqueda de Cesar va por un camino al que no se le puede negar coherencia. Su cine está regido por ciertas normas conceptuales, productivas y estilísticas que se mantienen fieles a pesar de los cambios y modos a los que el cine se enfrenta.

6.0

Comentarios