Juan Pablo Russo
27/04/2016 23:56

Nacido en plena crisis de 2001, Cosquín Rock se convirtió en uno de los festivales musicales que, a lo largo de su historia, reunió a un millar de las bandas más emblemáticas del rock nacional (e iberoamericano), convocando a más de un millón y medio de espectadores. Evento que, como los mejores del mundo,  hoy también tiene su rockumental homenaje.

Cosquín Rock XV. El rockcumental

(2016)

Los quince años de existencia del evento cordobés le sirvieron a Rubén Francisco Mostaza para juntar material de archivo y reconstruir su historia. Pero lo interesante, si bien mantiene una estructura bastante clásica y sin riesgo, es como a través del desfile de imágenes y testimonios, enfrenta al espectador a la evolución (o en algunos casos involución) de una gran parte de músicos y bandas que pasaron por los diferentes escenarios y sedes de Cosquín Rock a lo largo de su historia.

Desde Charly García (en varios momentos de su ciclotímica vida), los ya desaparecidos Pappo y Luis Alberto Spinetta homenajeando a Gustavo Cerati, hasta el regreso triunfal a los escenarios de Andrés Calamaro, Fito Páez, Calle 13, Las Pelotas con Alejandro Sokol, Los Piojos, la Bersuit con Gustavo Cordera, Catupecu Machu, Dante Spinetta, Emmanuel Horvilleur, León Gieco o el glam de Babasónicos, Cosquín Rock XV. El rockcumental (2016) no solo es un tributo al festival sino la historia viva del rock en español del nuevo milenio. Y esto lo vuelve imprescindible y diferente a otros de su misma especie.

6.0

Comentarios