Juan Pablo Russo
18/04/2016 16:53

En 2008 el escritor brasileño João Paulo Cuenca recibe la noticia de su propia muerte. Un robo de identidad. La muerte del presunto ladrón y una investigación en curso serán los elementos para que el propio involucrado dé origen a un hipnótico thriller que deambula entre la realidad y la ficción.

A morte de J.P. Cuenca

(2016)

2008. En el barrio Lapa de Río de Janeiro aparece muerto el escritor João Paulo Cuenca. Pero João Paulo Cuenca asegura que él está con vida. No es un error, ni alguien que casualmente se llama igual. Se trata de un robo de identidad que se descubrió tras la tragedia. ¿Quién era el impostor? Esta será la investigación que comienza el verdadero Cuenca y que combinando ficción con documental refleja en su ópera prima.

El escritor devenido en director también es el protagonista excluyente de este film construido como un thriller policial. Cuenca, tomará el rol de un detective para conocer las razones que llevaron al falso a usurpar su identidad y el causal de la muerte. En el medio del periplo una misteriosa mujer irrumpirá en su vida llevando el relato hacia lo pasional.

Cómo cajas chinas que se van abriendo, la historia inicial va dando origen a otras que dan la sensación de que el hecho fue solo una excusa para hacer una película que devino en otra. Cuánto hay de verdad y cuanto de mentira, tampoco importa, ni siquiera el hecho de lo autorreferencial. El gran mérito de A morte de J.P. Cuenca (2015) es hacernos olvidar de lo que pasó realmente pasó, para meternos de lleno dentro de un relato atrapante de principio a fin.

7.0

Comentarios