Juan Pablo Russo
06/12/2015 17:50

Dirigida por Alejandro Haddad y Nicolás Valentini, Pañuelos para la historia (2015) documenta el viaje de Nora Cortiñas, miembro de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, a Turquía, para reunirse con las Madres de la Paz.

Pañuelos para la historia

(2015)

Las Madres de la Paz componen un grupo formado por quienes perdieron sus hijos a raíz de la violencia y el terrorismo de Estado ejercido por el gobierno turco, y cuyo accionar nació inspirado en las Madres de Plaza de Mayo. Nora Cortiñas se adentra en ese mundo trazando un paralelismo entre ambas luchas, más allá de las diferencias socioculturales y el contexto político de cada país.

Las realidades actuales de ambos países son muy distintas. Mientras que en Argentina los juicios por crímenes de lesa humanidad siguen condenando a genocidas, en Turquía no se reconoce la desaparición forzada de personas ni los crímenes de estado. Inspiradas por las Madres de Plaza de Maya surgen las Madres de la Paz, quienes reclaman por la aparición de sus hijos. La llegada de Cortiñas es tomada como un apoyo incondicional, pero que también funciona como una esperanza para visibilizar una situación que se trata de ocultar.

La cámara sigue constantemente ese encuentro donde cada una podrá exponer su dolor, hablarán sobre las diferentes coyunturales que las atraviesan, ponen en contexto las luchas y se interiorizan por el funcionamiento de cada una de las organizaciones, para trazar mecanismos de acción similares en el funcionamiento operativo. La visita de Cortiñas a las entrañas del pueblo kurdo no solo las iguala en el dolor sino que también ubica a las Madres de Plaza de Maya en un lugar que trasciende fronteras y que va más allá de la búsqueda de sus propios hijos. Las coloca en un punto de universalidad.

Con un formato clásico que combina lo observacional con lo periodístico, Pañuelos para la historia, más allá del valor de lo que cuenta, tiene la particularidad de que uno de sus directores falleció en 2014 cuando el film aún estaba en sin terminar. Alejandro Haddad, periodista, que escribía sobre la realidad del pueblo de Kurdistán, para varios medios alternativos, murió a los 35 años. Nicolás Valentini, codirector del film, sigue adelante con el proyecto, que hoy sale a la luz.

6.0

Comentarios