Rolando Gallego
05/05/2015 15:50

Adaline (Blake Lively) tiene un secreto, y para evitar entrar en detalles, vamos solo a decir que por un milagro “natural” ella quedó tal cual a sus 25 años y nunca más envejeció. Pero en realidad, Adaline en la actualidad es una mujer de casi 100 años, que sigue desandando sus pasos para evitar ser descubierta por la gente que la rodea y ser tratada como un fenómeno de feria.

El secreto de Adaline

(2014)

Este es el plot de El secreto de Adaline (The Age of Adaline, 2015), de Lee Toland Krieger, un film romántico que explota su lado fantasioso para llegar a un público más amplio, y que se regodea con las peripecias de su protagonista por seguir manteniendo oculto el misterio que la ha mantenido intacta físicamente a pesar del paso del tiempo.

“Tenés que decirle a la gente”, “tenés que amar a alguien nuevamente”, son algunas de las frases que llamado tras llamado de su hija (Ellen Burstyn) se reiteran en los oídos de Adaline, pero ella está cansada, tal vez ese detalle por el que miles de mujeres pagarían millones de dólares la retrae y angustia cada vez más.

El secreto de Adaline es una película correcta, bien actuada y filmada con sobriedad y estilo (tomas aéreas, planos generales, etc.) que pudiendo potenciar el “realismo mágico” que la funda (como lo hizo, por ejemplo El curioso caso de Benjamin Button), decide transitar seguro por el camino del drama romántico, deteniéndose en aquellos detalles más ricos y perturbadores sobre el pasado de la muchacha y no sobre su extraño padecer.

Historia que bucea en los giros del destino y las decisiones que marcan a fuego la supervivencia de los más débiles (inteligente la explicación de la fortuna de Adaline como inversora), El secreto de Adaline es una intensa historia que narra las desventuras de una mujer que sólo intenta superar un misterio que la envuelve y que la obliga a ser una prófuga pese a su deseos de amar y mostrarse tal cual es al mundo entero.

7.0

Comentarios