Juan Pablo Russo
27/04/2015 14:51

Nacida en Berlín en 1928, Narcisa Hirsch fue una de las pioneras del cine experimental argentino en las décadas del 60 y 70. Silvina Szperling construye un genuino retrato de la artista desde una intimidad infrecuente para el cine y en especial porque lo hace sin traicionar el género que la propia autora impulsó.

Reflejo Narcisa

(2015)

A partir de una serie de encuentros con la artista es que Silvina Szperling logra meterse en su intimidad sin la necesidad de recurrir a ningún tipo de narración ni descripción. Fragmentos de cartas leídas por Narcisa se entremezclan con fotos de algunos hombres que pasaron por su vida e imágenes de sus propias películas.

Reflejo Narcisa (2015) no es documental clásico ni nada que se le parezca. Podría definirse como un documental experimental donde no hay un relato lineal. Narcisa Hirsch se confiesa pero no a través de una típica entrevista sino que lo hace con su obra y algunos textos que recuerdan su vida pasada.

El otoño y el desierto, ese lugar y clima que representan el estado de la vida en el que se encuentra, son el marco elegido para plantear un espacio y tiempo indefinido, reflejado por una fotografía añeja y sucia fiel al estilo que Narcisa supo imponer -gran trabajo de Natalia de la Vega-, y que el documental de Szperling transmite a la perfección.

7.0

Comentarios