Juan Pablo Russo
25/04/2015 18:53

“En la ciudad de Corrientes, músicos de todas las regiones del país, guiados por Liliana Herrero y Juan Falú disponen de 48 horas para trazar un mapa musical de la Argentina y plasmarlo en un concierto”, reza una placa al comenzar La música interior (2015). A partir de esa reunión multitudinaria, Fernando Arca registrará desde la observación el proceso creativo del evento.

La música interior

(2015)

En los últimos años la industria discográfica está apostando a editar CDs acompañados de DVDs que registran, a modo de documental, parte del proceso de grabación de ese material. Y La música interior sigue esa lógica que tan buenos resultados viene dando sobre el registro creativo de un hecho artístico con muy pocos precedentes.

Con la participación de músicos de todas las provincias (Andrés Pilar, Carlos Aguirre, Casiana Torres, Coqui Orti, Facundo Guevara, Fernando Cabrera, Florencia Bernales, Jorge Marziali, Lilián Saba, Luis Chazarreta, Luisa Calcumil, Mariano Agustoni, Mariano Cantero, Marita Londra, Matías Arriazu, Mauricio Bernal, Nadia Larcher, Nadia Szachniuk, Nini Flores, Pedro Rossi, Raúl Carnota, Rubén Lobo, Sebastián Henríquez, Teresa Parodi, Trío MJC y Vitillio Ábalos) bajo la coordinación de Liliana Herrero y Juan Falú, La música interior se enfrenta a un problema que es la  falta de un conflicto que la vuelva atractiva. La idea sobre el grupo masivo que se reúne para armar un espectáculo y que en menos de dos días tendrá que definir reportorio, elegir autores, ensayar y tener todo listo para salir a escena se agota  y por momentos peca de reiterativa.

Hay que destacar que el film, pese a tener una buena selección musical, no es puntualmente un documental donde ésta sea el eje del relato, sino que es el desencadenante para contar una historia, que pese a tener algunos vaivenes narrativos, se disfruta desde las entrañas y el alma.

6.0

Comentarios