Emiliano Basile
18/04/2015 00:14

Las causas de la deserción escolar en Latinoamérica son indagadas por este colectivo cinematográfico llamado El aula vacía (2015). Gael García Bernal, director creativo del proyecto producido por el BID (Banco Internacional de Desarrollo), reunió a once directores reconocidos de Argentina, Brasil, Uruguay, México, Colombia, Costa Rica, Perú y El Salvador para que narren audio-visualmente su punto de vista sobre la cuestión.

El aula vacía

(2015)

Distintos países, distintas realidades son retratadas en este corpus de cortometrajes que van desde discapacidades hasta la problemática con los narcos, pasando por el trabajo infantil, entre otros dramas sociales. Los trabajos de Pablo Fendrik (Peñalito), Lucrecia Martel (Leguas), Flavia Castro (Matemática), Carlos Gaviria (Las buenas intenciones), Pablo Stoll (Más o menos), Eryk Rocha (Igor), Nicolás Pereda (Amortizado), Mariana Chenillo (Hugo), Tatiana Huezo Sánchez (Ver, oir, callar) y Diego y Daniel Vega Vidal (Alondra), incursionan en los diferentes motivos de la deserción escolar en la escuela secundaria en Latinoamérica, siempre desde el punto de vista del niño o pre adolescente.

Como todo compilado de cortos de diferentes directores, encontramos trabajos muy buenos, otros regulares y algunos simplemente correctos. Se destacan Peñalito del argentino Pablo Fendrik, contando sin la necesidad de diálogos, los pesares de un niño imposibilitado de estudiar por estar sumido en una plantación de tabaco. Desde Brasil, Flavia Castro centra su relato en un niño con dificultades para comprender la geometría y trasponerla a su vida cotidiana, con mucho ritmo y frescura para alejarse de la fatalidad; mientras que con historias paralelas el uruguayo Pablo Stoll narra las penurias de dos clases sociales opuestas: aquella que quiere estudiar pero no puede por tener a su cuidado una pequeña hija, y la otra, que puede pero no quiere escapando del colegio en cada oportunidad.

Historias comprometidas con sus realidades particulares, contemporáneas y cargados de imaginación son estos trabajos presentados por Gael García Bernal cuya voz en off presenta los diferentes relatos. “Casi la mitad de los jóvenes en América Latina no termina la secundaria", comienza diciendo y el texto se escribe sobre hojas de cuaderno en tipografía escolar, para quitarle dramatismo a las situaciones ya complejas en sí mismas, y hacer un llamado a la reflexión sobre el tema desde cada región, con cada realizador aportando su granito de arena.

7.0

Comentarios