Juan Pablo Russo
17/04/2015 14:10

En el cine de la chilena Dominga Sotomayor (De jueves a domingo, 2012) pareciera haber un común denominador que la perturba o al menos la moviliza: las vacaciones. Si en su ópera prima retrataba las últimas vacaciones de una familia antes de la disolución; en Mar (2014) lo hace con una pareja que mientras veranea en las playas de Villa Gesell se verá invadida por la madre del novio.

Mar

(2014)

La película es una creación colectiva de la propia directora junto a la actriz Manuela Martelli y el elenco que encabezan Lisandro Rodríguez (La Paz, 2013),  Vanina Montes y Andrea Strenitz. Experimental e indie en todo sentido, Mar fue rodada en apenas una semana y con un mínimo equipo técnico.

Mar, que en realidad es como lo llaman a Martín (Lisandro Rodríguez), retrata las vacaciones de una pareja de treintañeros en el balneario argentino. La rutina playera, las lecturas de horóscopos, el no saber de que hablar, las comidas con vecino ocasionales, la sensación de inseguridad, un rayo que cae y provoca una tragedia (hecho real que fue aprovechado) y una crisis de pareja que se percibe pero que no se ve serán perturbadas cuando la madre de Martín caiga a traer unos papeles y se autorrobe el auto para cobrar el seguro. Situación que aportará humor y apaciguará la tensión que se siente en el aire.

Narrativamente Mar está construida a partir de una serie de viñetas donde es más lo que se oculta que lo que se muestra. Hay algo de comedia absurda en como lo cuenta, pero que esconde cierta mirada dramática (y patética) sobre la insatisfacción de esos personajes que parece que quieren huir pero no se animan a hacerlo. Personajes a los que Sotomayor nos tiene acostumbrados.

7.0

Comentarios