Juan Pablo Russo
12/05/2014 23:14

La película, de tono experimental, conjuga textos de Santiago Loza, con imágenes tomadas por Iván Fund, que adquieren un sentido en el trabajo de edición que realiza Lorena Moriconi.

El asombro

(2014)

Dividido en tres capítulos, cada uno representa a los realizadores, El asombro (2014) rompe con los límites que separan la ficción con lo documental para dar origen a un cine inclasificable, en el sentido más amplio de la palabra, que sirve para que el trío indague a modo de ensayo sobre lo que los asombra. Pero también como un diario de vida fragmentario que recorre los últimos años de los autores a través de tópicos que sin duda los marcaron.

La superposición de voces en off de Lisandro Rodríguez, Maria Inés Sancerniy el propio Loza (sobre textos de éste) sirven para interpelar las imágenes de animales, plantas, agua, paisajes urbanos y suburbanos que registró Fund y a las que Moriconi le dio un sentido espacial.

El asombro es un cine diferente, con el que hay que conectar, dejarse seducir, olvidarse de las convencionalidades para sumergirse en su poética. Si no es así será dificil poder entrar en él.

6.0

Comentarios