Juan Pablo Russo
21/11/2013 01:29

En su regreso al cine, Eduardo Milewicz aborda en El amor a veces (2013) el género de la comedia romántica pero escapándole a todas las convencionalidades que la caracterizan como tal, para construir una historia de amor, obsesiones y adicciones entre un voleibolista a punto de retirarse y una chica entrada adolescencia.

El amor a veces

(2013)

Javier (Gonzalo Valenzuela) es un exitoso jugador de vóley de 35 años que está en el final de su carrera. Nury (Malena Villa), una adolescente hija de un rockero y una madre maníaca depresiva (extraordinaria Leticia Brédice) que la ve más como una amiga que como hija. Nury está obsesionada con Javier y hará lo imposible para conquistarlo pese al rechazo forzado que sufre de él.

Eduardo Milewicz, hacedor de películas como La vida según Muriel (1997), construye una historia sostenida en dos pilares fundamentales. Lo que sucede con un deportista exitoso a punto de retirarse y lo que le pasa con una chica proveniente de una familia disfuncional, con un padre ausente, que está por ingresar en la adolescencia. Estos dos extremos se encontrarán en un punto poniendo a prueba los límites éticos y hormonales de los personajes.

De la misma manera que Marco Berger redefinía en Ausente (2011) el tema de la pedofilia, Eduardo Milewicz lo hace en El amor a veces. Mientras en la primera un alumno acosaba a su profesor y se las ingeniaba para entrar a su casa, en la segunda la joven acosará a su ídolo hasta meterse en la casa y provocar la reacción deseada pese a la reticencia del adulto. La diferencia es que mientras Ausente lo abordaba trágicamente, El amor a veces lo hace con un tono menos trágico en la resolución del conflicto, aunque ambos directores lo tocan desde un lugar erótico y pasional implícito, sin la necesidad de mostrar nada.

La banda de sonido con temas de la cantante pop Isabel de Sebastián y Onda Vaga, serán esenciales a la hora de darle el tono justo de romanticismo que la película necesita, para convertirse en una historia de amor prohibido que no lo será tanto.

6.0

Comentarios