Juan P. Pugliese
04/03/2013 14:08

En Los días (2012), la ópera prima de Ezequiel Yanco, se ofrece una mirada realista sobre la vida cotidiana de dos hermanas gemelas. Con un minucioso registro y una naturalidad sorprendente logra captar el paso de la niñez hacia el mundo de las responsabilidades adultas.

Los días

(2012)

Martina y Micaela son hermanas gemelas. Viven en Quilmes con su madre Norma y su padre Alejandro. Los días transcurren y la rutina parece inalterable: despertarse, almorzar, realizar las tareas escolares, concurrir a las clases de catequesis y hasta acudir a castings para publicidades; prioridades en la vida de estas pequeñas de nueve años hasta que un hecho cambia por completo su universo. La mamá debe ayudar en la remisería del papá y ellas deben aprender a valerse por sí mismas.

Presentada en la sección oficial del 14 Edición BAFICI (2012), Los días es un pequeño documental que logra convertirse en el paso de los minutos en un registro íntimo y claro sobre el paso de la niñez al ingreso de la pre adolescencia. Con cámara en mano pero con movimientos imperceptibles, Yanco es un privilegiado testigo de la vida de estas pequeñas que no se distingue mucho de la de miles de chicos del conurbano bonaerense.

Con una economía de planos, Yanco logra que las protagonistas y su entorno familiar, centrado exclusivamente en la madre, no noten la presencia de la cámara y la vida cotidiana transcurra con naturalidad. La ausencia de música privilegia el sonidos ambiente que se traducen en extractos de programas televisivos que Martina y Micaela observan mientras desayunan o la caída de una leve lluvia que indica el paso del tiempo.

Los días es un interesante debut que demuestra la madurez de un cineasta que está dando sus primeros pasos. Con una cámara casi estática registra de manera inmejorable las peleas, los avances y retrocesos en la vida de estas dos hermanas. Al mismo tiempo, revela un espectro mucho más amplio para los que no están familiarizados con los gemelos quienes, pudiendo parecer dos gotas de agua, en la intimidad encuentran sus diferencias bien delineadas.

8.0

Comentarios