Juan P. Pugliese
14/11/2012 13:49

Con Amanecer (Parte 2) (Breaking Dawn Part 2, 2012) llega el desenlace de la saga Crepúsculo que se aleja definitivamente de las idas y venidas amorosas de sus protagonistas para centrarse en las luchas entre clanes y dar lugar a la batalla final, con un giro inesperado.

Amanecer (Parte 2)

(2012)

La acción comienza horas después de los sucesos de Amanecer (Parte 1). Bella (Kristen Stewart) despierta y renace como vampiro gracias a que Edward (Robert Pattinson) la ha salvado en el último momento. Ahora debe controlar su sed de sangre antes de conocer a su hija Renesmee y cometer filicidio. En plena caza descubre un mundo nuevo lleno de colores y sensaciones que hasta ahora desconocía. De vuelta en casa de los Cullen se encuentra con Jacob (Taylor Lautner) y enfurece cuando este le cuente que se ha “imprimado” en su hija. Pero los problemas serios comienzan cuando una vampira de la familia denuncie ante los Volturi el hecho de que Edward y Bella hayan engendrado una hija supuestamente inmortal.

Ahora la acción se desplazará a todo el mundo cuando la familia Cullen busque testigos que convenzan a los Volturi de que la niña no representa una amenaza. Y aquí, Amanecer (Parte 2) nos recuerda la búsqueda de X-Men: Primera Generación (X-Men: First Class, 2011) lo que hace al relato más dinámico y ameno. Cada vampiro que va alistándose tiene unos poderes especiales que terminarán siendo útiles en el enfrentamiento final pero que en la preparación de la pelea servirá como un elemento unificador entre seres de todas partes del globo.

La dirección cayó nuevamente en manos de Bill Condon, el director de la primera parte. Y tal vez este haya sido el mejor acierto de los productores. El ganador de un Oscar por el guión de Dioses y monstruos (God and Monsters, 1998) logró que la saga diera una vuelta de página, se aleje un poco de los conflictos amorosos entre sus protagonistas y que se convirtiera en algo más. Asimismo, la fotografía que vuelve a estar a cargo del mexicano Guillermo Navarro, también ganador del Oscar por su trabajo en El Laberinto del Fauno (2006) logra un trabajo que puede apreciarse y disfrutarse, especialmente en la secuencia de la primera caza de Bella.

En el incesante desfile de caras nuevas sobresale Lee Pace (Pushing Daisies, 2007) y repite la argentina Mía Maestro con una participación más destacada que en el film anterior. Pero el que realmente sobresale es Michael Sheen como el jefe de los Volturi. Y si bien la trama es sencilla no deja de ser una película que por momentos se disfruta por su humor y por las escenas de acción del final que a último momento guardan una sorpresa que causará alivio.

En conclusión, Amanecer (Parte 2) es un cierre correcto para una saga que cautivó a miles de adolescentes alrededor del mundo. Con una cuota de acción, pero sin dejar de lado el costado romántico con una banda de sonido sensiblera, dejará contentos a los fanáticos de los libros y conformes a aquellos que se acercaron para ver de qué se trataba el fenómeno Crepúsculo.

6.0

Comentarios