Emiliano Basile
17/09/2012 17:12

La última película de Kevin Smith (Zack y Miri hacen una porno, 2009) es un film demencial. Y no porque La secta (Red State, 2012) sea una película sin pies ni cabeza, todo lo contrario: Kevin Smith expone el discurso sin pies ni cabeza de los grupos fundamentalistas de manera frontal, cruda y violenta. Una genialidad tan inclasificable como imperdible.

La secta

(2011)

Un grupo de adolescentes busca tener sexo con una mujer mayor, lo que no imaginan es que caerán en manos de un grupo religioso extremista que aniquila (literalmente) a homosexuales y pecadores. En medio del ritual aparece la policía para tratar de reestablecer el orden, sea como sea.

Kevin Smith aseguró en la promoción de La secta que se retiraría para siempre del cine. Verdad o no, la declaración vaticina el desencanto del realizador con la sociedad que expone con total osadía en pantalla. Tanto los discursos del grupo religioso fanático, como las conversaciones entre adolescentes acerca del sexo o las directivas cruzadas entre las fuerzas de la Ley, demuestran una total incoherencia, ninguna razón de ser. Sin embargo, cuanto más delirantes son los discursos del predicador o las órdenes del superior de la policía, más adherencias tienen.

Una critica mordaz a la sociedad y a los grupos fundamentalistas, que en el medio hacen una oda a la cultura armamentista. No puede ser otra la resolución que un feroz tiroteo en defensa de los valores y las buenas costumbres. Tanto la religión como la Ley se adjudican el derecho de matar.

Lo atractivo de La secta es que no tiene un personaje racional, con el cual podamos identificarnos. El film nos adentra en largos diálogos tarantinescos, descabellados como quienes los pronuncian. El desconcierto se acrecenta en cada punto de giro del relato o transición. Ambas (guion y edición) también a cargo de Kevin Smith.

No sabemos que deparará el futuro de este realizador, tal vez estemos frente a una de sus últimas obras, tal vez no. De este lado de la pantalla agradecemos su audacia.

10

Comentarios