Juan Pablo Russo
03/05/2010 19:21

El cine argentino indie encuentra cada día una mayor difusión dentro de un circuito alternativo que cobra más adeptos. Así fue como los últimos años vieron la luz producciones que antes hubieran resultado imposibles de apreciar en pantalla grande. Kapanga todoterreno (Farsa Producciones, 2009), TL-2: La felicidad es una leyenda urbana (Tetsuo Lumière, 2009) Nina (Sofia Vaccaro, 2009) o la ópera prima de Laura Casabé, El hada buena: Una fábula peronista (2004) cuyo estreno se realiza en simultaneo en el Teatro La Máscara (Espacio INCAA Km 2) y Buenos Aires Mon Amour.

El hada buena: Una fábula peronista

(2010)

Una argentina futurista en la que la pobreza y la falta de educación son dos factores predominantes, son los desencadenante de una historia en la que las autoridades gubernamentales fomentan la discriminación y los negociados ilegales desde su doctrina. Como hilo conductor tenemos a Juan Domingo Séptimo cuya historia será la encargada de llevar adelante esta película.

Laura Casabé toma elementos del fabulesco político y social para construir una película que podría considerarse fantasiosa o de ciencia ficción, pero que a la vez nos suena tan real como posible. ¿Algún argentino podría poner en duda que lo que se cuenta puede llegar a suceder en un futuro? Si nos remitimos a nuestra historia reciente no nos quedará la menor duda de que una situación como la que se muestra podría resultar verosímil, más allá que el resto del mundo la considere una ficción neta.

La estructura narrativa así como la puesta en escena están tratadas desde lo bizarro y el humor grotesco, pero está claro que El hada buena: Una fábula peronista nos sumerge en una historia que en entrelineas dice mucho más que el simple gag o el chiste fácil. Con elementos que recuerdan los programas del genial Tato Bores como La Argentina de Tato (Sebastián Borenztein, 1999) o Good Show (Sebastián Borenztein, 1993) el film recupera el humor político y social que parecía olvidado ante la ausencia de nuevos talentos.

Sin grandes figuras comerciales, más bien jóvenes surgidos del circuito under como Alejandro Parrilla, Walter Cornás (Farsa Producciones), Paula Sataffolani, Rodrigo Lico Lorente, Mariángeles Hoyos o Sebastián Muñíz (actual co-conductor de Perros de la calle en FM Metro), El hada buena: Una fábula peronista derrapa frescura con personajes creíbles a pesar de cierta construcción border y que por (varios) momentos suenen arrogantes, pero que desde un análisis profundo nos llevan a preguntarnos si en dicho contexto histórico uno no actuaría de la misma manera.

El hada buena: Una fábula peronista llega a los cines luego de seis años de autogestión y una serie de problemas que demoraron su estreno. Pero como no hay mal que por bien no venga, que mejor que hacer una revisión histórica de la Argentina en el mes del Bicentenario y que el mismo sea con  el humor y la  inteligencia que parecía olvidado. Una película que nos hará pensar, divertirnos y reflexionar. ¿Acaso esa no es la función del cine?

Nota: El hada buena: Una fábula peronista puede verse todos los martes de mayo a las 20.30 hs en el Espacio INCAA KM 2 La Máscara (Piedras 739) o los jueves de mayo a las 21.15 hs en Cine Club Buenos Aires Mon Amour.

8.0

Comentarios